domingo, 20 de diciembre de 2009

Errores tan delicados como el de una simple coma...




¡Como para un concurso de ortografía...!
Cita: “Así como tiene (Juanes) una abilidad probada para escribir himnos de rock pegajoso…”. (El Espectador, Personaje del año, 13-XII/09, pág. 4).
Comentarios:
a). Más que el personaje del año, lo que hay aquí es... ¡el gazapo del año!
b). Lo grave del error no está en escribir habilidad sin ‘hache’, lo imperdonable es incurrir en el que he denominado Error de “repello”; consistente en no revisar lo que se va a editar.
c). Ni siquiera le pasaron al texto el corrector electrónico que hubiera detectado y señalado de inmediato el error.
*
Se podría decir que los errores ortográficos cunden por doquier. Para muestra otro botón:
Cita: "Callesita porteña". (Avianca en revista; Publicaciones Semana, S. A.; n.º 57, diciembre de 2009, pág. 162).
Comentario: Los sufijos ‘-cito’, ‘-cita’, con los que se forman los diminutivos se escriben con ‘ce’.
*
La elegancia de reconocer y corregir un error:
Estos errores –aparentemente unas nimiedades– son tan delicados que hasta en la revista de mayor circulación mundial, Selecciones del Reader’s Digest, con 89 años de publicación continua, editada en 21 idiomas, distribuida a 50 países, y con más 100 millones de lectores, su jefe de edición, la doctora Genevieve Fernández, no vaciló en poner –en su entrega n.º 827, de octubre del 2009– la siguiente fe de erratas: "Por un error de producción, en la portada de algunas ediciones de la revista del mes pasado, apareció una coma en donde no tenía que ir. Lamentamos la equivocación".

¡Sin comentarios!
*
Y, a propósito:
La importancia de la coma
Lea y analice la siguiente frase, y póngale la coma donde corresponda:
“Si el hombre supiera realmente el valor que tiene la mujer andaría en cuatro patas pidiéndole perdón”.
Análisis diferencial:


Si usted es mujer, con toda seguridad puso la coma después de la palabra ‘mujer’, quedando la frase así: “Si el hombre supiera realmente el valor que tiene la mujer, andaría en cuatro patas pidiéndole perdón”.


Pero si usted es hombre, con toda seguridad puso la coma después de la palabra ‘tiene’,  quedando así: “Si el hombre supiera realmente el valor que tiene, la mujer andaría en cuatro patas pidiéndole perdón”.
* * *
Publicar un comentario