sábado, 28 de marzo de 2009

La internet



Lenguaje cibernético
La denominada web, o World Wide Web es, como lo vengo sosteniendo desde que apareció esta modalidad electrónica, el sistema de documentos de hipertexto e hipermedios entrelazados y accesibles a través de la internet.
Hay diferencia entre una página electrónica (en español), y lo que algunos denominan the web, the web site o the portal (en inglés, World Wide Web: “por todo el mundo”. De ahí la triple w que, no todas las veces, acompaña las direcciones http://).
Si bien es cierto que la Real Academia Española agregó a su vigésima segunda edición, en su diccionario del 2001, el sustantivo femenino web (del inglés web: red, malla), propio de la red informática; la verdad es que se recomienda –para contrarrestar la invasión masiva de anglicismos, y en defensa de la pureza de nuestro idioma– desobedecer esta incorporación.
Ya dije que la web, en inglés, es el sistema general; mientras que la página electrónica, en español, es cada una de las direcciones reconocidas por las grafías que identifican el sitio http:// o http://www; tales como: http://rae.es, http://concursodeortografia.com o http://fnpi.org, para citar algunas.
Aclarando que portal, también del inglés, se pronuncia con acento prosódico –golpe de voz– en la o: “pórtal”.
Hay quienes aseguran que una página electrónica se denomina a lo que quepa en un pantallazo del monitor de un P. C. Pero no es así. El pantallazo se llama ventana, tanto en los P. C. como en los Macintosh y en otros equipos.
Mi inquietud por estos anglicismos, es –sencillamente– porque no se pueden usar a diestra y siniestra, puesto que tienen sus equivalentes en español.
La gente habla indistintamente del mensaje electrónico y del buzón electrónico, como si ambos fueran “e-mails”. Si así lo fuera, resultarían frases tan incoherentes como: “Envíame un email a mi email”, cuando lo correcto es: “Envíame un mensaje a mi buzón electrónico”. También existen los buzones telefónicos, para mensajes de voz y de texto.
Por esta razón, en repetidas ocasiones, he comentado que en español tenemos algunos términos que reemplazan los de la internet:
Correo electrónico: Todo el sistema cibernético de envío y recibo de mensajes. (Semejante a los términos correo aéreo o correo postal). ¡No, internet!, que identifica más las consultas de páginas electrónicas en la superautopista de la información; de ahí que se diga: “Voy a navegar por la internet”.

Página electrónica: Cada una de las direcciones (reconocidas por las grafías http:// o www, donde se almacenan textos, gráficos, movimientos y sonidos para ser consultados en la red. ¡No, web!, porque web es –en inglés– la red informática. Mensaje electrónico: Todo lo que se envía o recibe por el correo electrónico (textos, gráficos y fotos), similar a una carta impresa. ¡Nunca, e-mail!, que es un anglicismo.

Buzón electrónico: Todas las direcciones (reconocidas por tener el signo arroba (@) para enviar y recibir mensajes, similar a lo que conocemos por apartado aéreo o postal: Mi buzón, ahora, es ogil@emcali.net.co. ¡Tampoco cabe aquí el anglicismo e-mail!
Enlace: El sitio al que se accede desde una página electrónica. ¡No, link!, también anglicismo.
Charla virtual (o conversación): ¡No, chat ni chateo!, otro anglicismo. Hablar por la red: ¡No, chatear!, que –si existe en español– es con el significado de “Beber vasos de vino”.
¡Qué cuentos, pues, de páginas web, web site, portal; email ni e-mails; links, chat, chatear, ni chateo! Estos son términos gringos que nos invaden, mandados a recoger hace rato. Además, el signo @ (arroba), por sí solo, identifica a plenitud que se trata de un buzón o dirección electrónica; luego tampoco es necesario, al citar una dirección de buzón, poner D. E. (Dirección Electrónica) ni C. E. (Correo Electrónico); así como la triple w, seguida de un punto (www.), indica –con claridad– que nos referimos a una página de la internet, y no hay necesidad de decir página web.
Para concluir, la internet (o el internet, tambien aceptado) es una red informática (género femenino) mundial, descentralizada, formada por la conexión directa entre computadoras u ordenadores, mediante un protocolo especial de comunicación. Un sustantivo ambiguo que –si no comienza párrafo– se debe escribir con minúscula.
* * *
Publicar un comentario