domingo, 25 de abril de 2021

¡Ah...!


 

Como dijo...


 • un albañil, antes de morir: “No me movás la escalera, ¡$#@¿€&!”.
• un alcalde ciego: “Hueco que vea, hueco que mando a tapar”. 
• un arriero: “En el camino se arreglan las cargas”. 
• un bombero: “El día de la quema se verá el humo”.
• un boxeador: “Al caído... ¡caele!”.
• un carpintero: “De tal palo tal astilla”.
• un contador: “Debe haber saldo”.
• un dermatólogo: “¡Vamos al grano!”.
• un dueño de restaurante: “Dos cucharadas de caldo, y manos a la presa”.
• un escritor: “Lo escrito, escrito está”.
• un ginecólogo: “Termino esta cesárea, y... ¡parto!”.
• un jardinero: “Seamos felices, mientras podamos”.
• un odontólogo: “A caballo regalado, no se le mira el diente”.
• un panadero: “¡Al pan, pan; y al vino, vino!”.
• un peluquero: “Eso es como quitarle el pelo a un reloj”.
• un profesor: “Perdió el año, mijo”.
• un tahúr: “Barajámela más despacio”.
• un uñero: “Creo en la reencarnación”.
• un zapatero: “La pecueca es hereditaria”.
• una fritanguera: “Hagamos de tripas corazón”.
• una mujer feísima: “A mal tiempo, buena cara”.
• una parturienta: “A lo hecho... ¡pecho!”.
• una recién casada: “Con ganas de mucho, y... sin ganas de nada”.
• una yegua: “Ningún auto reemplaza al caballo”.
• Google: “¡Lo sé todo...!”.
• Van Gogh: “Me hice el de la oreja mocha”. O…
• Como les dijeron en una boda: “Un cristo más, y una virgen menos”. Y...
• A un mazamorrero: “¿Le quedó claro?”.

sábado, 17 de abril de 2021

Fraudes cibernéticos


 Los mensajes (corruptos o dañinos), tipo cadena, que circulan  y abundan en las redes sociales y en la internet, son muy fáciles de identificar. Se distinguen por tener cualquiera de estas características (una o varias):
1.- Se refieren a favores de solidaridad, cesión de fortunas multimillonarias, calendarios con fechas curiosas o irrepetibles (por lo general falsas), obsequios de empresas (con el lleno de encuestas que vencen a los pocos minutos),  suspensión en los servicios de las aplicaciones, advertencias de virus, modalidades de atraco, consejos para la salud, adultos extraviados o niños robados (aunque en este último caso, no se puede negar ni tapar la realidad de que, diariamente, en el mundo, se pierden, roban y secuestran niños; pero… los dolientes <99%> nunca recurren a las redes sociales para la búsqueda de sus seres queridos); y… hasta hermosos mensajes religiosos y de superación personal vemos por doquier.
2.- Están plagados de errores morfológicos, semánticos, ortográficos, de sintaxis y de puntuación; predominando en ellos su pésima redacción. 
3.- Llegan con mescolanzas de colores, emoticones y variedad de arabescos; y con diferentes fuentes y puntajes.
4.- Los teléfonos de contacto siempre son falsos. 
5.- Presionan para que sean reenviados a determinado número de contactos.
6.- Finalizan con intimidaciones, amenazando con padecer desgracias si no se reenvían; o con lisonjas y halagos de obtener beneficios si se hace.
7.- Quienes los reenvían aseguran (sin siquiera verificar su autenticidad) que… “a mí me sucedió” o “a mí se me cumplió”.
Los inescrupulosos que inician esas cadenas fraudulentas lo hacen para clonar cuentas, usurpar claves y acceder a datos financieros. Lamentablemente, quienes los reciben hacen caso omiso de los riesgos que se pueden correr.
Se ha vuelto una manía (¡fraudomanía!) la práctica de reenviar a todos los contactos esas perjudiciales cadenas, la inmensa mayoría... ¡sin siquiera haberlas leído! Lo importante es saber distinguir entre las comunicaciones reales y las falsas retahílas.
Mi modesta recomendación es la de no responderlas, por bonitas o solidarias que parezcan; y... –por seguridad, para no afrontar riesgos– eliminarlas de inmediato; pero… ¡sin reenviárselas a nadie! 
Resulta más beneficioso para todos difundir estas advertencias, alertando familiares y amigos acerca de esta modalidad delictiva.
La enorme mayoría de personas, inmersas en la práctica de reenviar –sin verificación alguna– todo lo que les reenvían, se desentienden de las precauciones necesarias; e incluso llegan a disgustarse por recomendarles cautela, considerando que sólo son suposiciones o temores infundados de quien este texto escribe.

¡Presidente no..., expresidente!

 


A propósito del desliz freudiano-narcisista (lapsus linguae) en el que incurrió el senador Álvaro Uribe Vélez (entrevista, Mañanas Blu, con Ricardo Ospina) cuando aseguró: “¡Yo soy el ‘presidente’ de Colombia…!”, ‘chispoteada’ referida en Confidenciales (SEMANA, edición n.º 1.946); resulta oportuno y necesario –en defensa del buen uso del lenguaje– traer a colación la norma existente acerca del tratamiento correcto para los jefes de Estado:
– Presidente electo, el candidato ganador de unas elecciones; hasta la fecha en que se lleva a cabo, de manera oficial, la transmisión del mando.
– Presidente, quien ejerce el cargo en propiedad: Iván Duque Márquez.
– Expresidente, quienes hayan ejercido la presidencia y estén vivos: César Gaviria, Ernesto Samper, Andrés Pastrana, Álvaro Uribe y Juan Manuel Santos.
A los expresidentes –solo cuando fallecen, y en homenaje póstumo– se les reasigna su dignidad de presidente: Guillermo León Valencia, Carlos Lleras, Virgilio Barco, Misael Pastrana, Julio César Turbay, Alfonso López, Belisario Betancur, y todos los que nos han dejado.
Luego es un despropósito, que raya en la idolatría a ultranza, llamar a Álvaro Uribe ”presidente” cuando ya no lo es; a no ser que funja como tal en ‘cuerpo ajeno’.
Conviene recordar que si en un texto va el nombre del mandatario, el cargo se escribe con minúscula; y en mayúscula, si no se le nombra: “El presidente Duque objetó los acuerdos de paz” o “El Presidente objetó los acuerdos de paz”.
La jauría de aduladores uribistas, entre ellos el presidente Duque; la vicepresidente, Marta Lucía Ramírez; el ministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla; la exministra de Justicia, Gloria María Borrero; la directora de la Agencia Nacional de Tierras, Myriam Carolina Martínez; el gobernador de Antioquia, Luis Emilio Pérez; los senadores Ernesto Macías, Carlos Felipe Mejía, Paloma Valencia, María Fernanda Cabal, José Obdulio Gaviria, John Harold Suárez; sus abogados defensores, Jaime Granados y Jaime Lombana; y –últimamente– su ‘abogánster’, Diego Cadena; y el periodista Julio Sánchez Cristo de la W-Radio; todos, en un acto de inocultables fetichismo y vasallaje –como si fuera una consigna del Centro Democrático–, nunca se refieren a Uribe con el tratamiento de expresidente ni –menos– de senador... sino que –alienados, con frenesí y fruición– insisten en llamarlo “presidente”; convirtiéndolo en un gobernante ‘eterno’, quedando el Presidente de Colombia como un pelele pusilánime.
Ahora se une a la congregación uribista la desvirolada parlamentaria gringa, Ileana Ros-Lehtinen, cubana-estadounidense; convertida en adlátere de Uribe al llamarlo –en un video que circula en las redes– “mi presidente...”.
¡Qué tal, ah...?

Rasca bendecida


 Corría la década del 70. El Servicio Nacional de Aprendizaje Sena me asignó el pensum de contabilidad y materias relacionadas, con ubicación en Sevilla (Valle).
Para tal efecto, solicité a las hermanas Marianitas que me facilitaran (de lunes a viernes, en la mañana y por la noche) las aulas de su convento para ejercer mi trabajo. Así cumplí por tres años mi labor.
Durante ese lapso; llegaba a Sevilla los lunes en las primeras horas de la mañana, y me regresaba a Cali los viernes después de dictar mis últimas clases de la noche.
Una que otra vez me quedaba los viernes charlando y tomándome unos tragos en la grata compañía de alumnos y amigos; entonces, me tocaba madrugar el sábado para volver a mi hogar en Cali.
En una de esas me pasé de tragos, y a altas horas de la noche ya estaba muy embriagado. Esto sucedió en una cantina, propiedad de uno de mis alumnos, ubicada frente al claustro de las hermanas de santa Mariana de Jesús, en el parque Heraclio Uribe Uribe.
La madre superiora, sor Clemencia Echeverri (q. e. p. d.), desde el balcón, alcanzó a observar mi borrachera. Sin vacilar, le ordenó al portero del edificio que con dos monjas fuera a sacarme de ese antro... “No es posible ni bien visto que el profesor del Sena dé ese bochornoso espectáculo”.
Las tres personas llegaron y me convencieron de que dejara de beber y de jugar, porque también estaba jugando cartas. Tambaleándome me condujeron al convento, me dieron un Alka-Seltzer, y me organizaron un aposento en el que pasé la rasca esa noche... ¡Qué penononóóón!
Cuando desperté, al amanecer del sábado, las monjas –muy gentiles– me insistieron en que me bañara para mejorar mi aspecto. No pude resistirme, y les hice caso.
Ya listo para salir, me retuvieron porque... “El profesor, no se puede ir sin desayunar”. Tocó aceptarles, y –en medio de una amena camaradería con las religiosas– degusté así uno de los más opíparos y suculentos desayunos que he consumido.
Nunca más volví a beber en esa cantina, pero... me hice más amigo de lo que era de esa comunidad.
                                                ...
Cabe anotar aquí que en una de mis salidas de Cali para Sevilla, le pedí a mi hermano Abelardo que –antes– me acompañara al banco. Él se quedó en la entrada cuidándome la maleta que contenía todas mis pertenencias para estrenar, la puso en el suelo y la apretó con los pies. Como se cansó, aflojó un poco las piernas; y –por detrás– un malandro tomó sigilosamente la maleta, y se la robó... sin que mi hermano se diera cuenta. Tocó devolvernos a casa, y postergar mi salida para el día martes; no sin antes avisarles al Sena en Cali, y a las Marianitas en Sevilla.

La frase de hoy


“La principal enemiga de la educación escolar es la plutocracia de los mandos medios, quienes terminan imponiendo burocráticos y retardatarios métodos educativos”.
(Julio César de Mello y Souza, “Malba Tahan”, profesor y escritor brasileño, autor del libro <publicado en 1938> El hombre que calculaba).

La venganza del ratón


 

Las 12 meridiano (12m.)


 La Real Academia Española establece: «Para las doce de la mañana (del medio día) se recomienda el empleo de la abreviatura m. (del lat. meridies ‘mediodía’): “Estudiantes con carné, gratis antes de las 12 m.”». Tomado de www.rae.es/pdp/hora.
Observación ortotipográficas:
Si el texto está escrito en altas y bajas, las abreviaturas exigen minúsculas; con sus puntos y espacios correspondientes: 12 m. - 10 a. m. - 12 p. m.
PERO SI EL TEXTO ESTÁ ESCRITO EN MAYÚSCULAS SOSTENIDAS (COMO ESTE), LAS ABREVIATURAS EXIGEN MAYÚSCULAS: 12 M. - 10 A. M. - 12 P. M.
Para tener en cuenta:
• Si para las 12 del mediodía escribiéramos 12 p. m. o 12 P. M., incontrovertiblemente, generaríamos una confusión con las 12 de la noche.
• Después de las 12 meridiano (12 m.) las horas son p. m. (12:59 p. m.); y después de las 12 de la noche son a. m. (00:30 a. m.), hasta el mediodía. 
• Es oportuno y conveniente aclarar que la ‘madrugada’ es la parte del día que transcurre desde las doce de la noche hasta el ‘amanecer’, tras el cual empieza la mañana; y que el ‘alba’ hace referencia a la primera luz del día, antes de que salga el Sol.

De "Majitus"


 Mi hermano, Abelardo Gil, “Majitus”, me envía –desde Connecticut–  su siguiente anécdota:
                                           ...
Infraganti
Cuando llegué a los Estados Juntos se me  venció el permiso para estar en este país, convirtíéndome en indocumentado; sin posibilidad de manejar ningûn vehículo, asunto bastante esencial por estos lares.
Un amigo en Colombia me dijo: “Hombte, ‘Majitus’, yo te consigo –de manera legal– una licencia internacional..., con ella puedes manejar por todo los yores y los mayamis”.
Acepté. Le remití el dinero, y dos meses después me llegó el anhelado documento.
Lo metí en la guantera del carro, de tal modo que así pude conducir por muchos años sin ningún problema.
Un día iba con mi esposa para el trabajo, al ver el semáforo en amarillo le dije: “Creo que me da tiempo de avanzar”...
Así lo hice, pero... cuando estaba pasando, la luz cambió a roja; sin percatarme de que justo detrás de mi carro venía una patrulla, el agente que la manejaba –una hermosa dama– prendió las luces, y... me hizo orillar.
Con mucha tranquilidad le entregué los documentos del vehículo, junto con mi licencia internacional.
La agente de tránsito se fue hacia su patrulla; mi señora y yo observamos por el retrovisor que ella se reía a carcajadas, lo que nos extrañó mucho.
Al rato volvió a nuestro carro, y –en perfecto “inglispiquinglis”– me dijo:
—Señor Gil, son 135 dólares de multa por pasarse el semáforo en rojo; y, por favor, ¡cambie su licencia que ya tiene más de cinco años de vencida!
                                            ...
Fui muy afortunado... Quizá la chica policía notó en mí tanta belleza y se compadeció, porque otra se lleva el carro a los patios, y me impone una multa más alta...; que hubiera sido lo lógico por no tener renovada mi licencia.

Haya -Halla - Hayo - Aya - Allá - Baya - bayo - Vaya - Valla


Halla
Del verbo hallar.
Sinonimia con el verbo ‘encontrar’:
“No se halla en ninguna parte”.
Haya
Del verbo haber:
“No sé si haya bastantes alumnos” - “Espero que haya venido”.
El haya común, un árbol caducifolio (que pierde cada año sus ramas), de la familia de las fagáceas (de hojas sencillas y alternas). 
A los bosques de hayas se les llama hayales o hayedos.
• Haiga es un vulgarismo.
Hayo
Mezcla de coca y sales calizas que mascan los indígenas.
Aya
Sustantivo masculino y femenino: Aya, ayo.
Persona que, en una casa acomodada, se encargaba del cuidado y educación de los niños:
“Cuando nació el primogénito, se le encargó su cuidado a un ayo”.
• Halla, haya y aya son palabras homófonas: se pronuncian igual por la mayoría de los hispanohablantes, y por eso suelen plantear dudas ortográficas.
Allá
Adverbio de lugar:
“Por allá, en el banco”.
• Voz similar a las anteriores (parónima); pero esta es aguda, mientras que las otras son graves o llanas.
Baya
Fruto carnoso comestible (guayabas, pepinos, tomates, uvas, y similares).
Bayo
Color amarillento del pelo, en algunos caballos.
Mariposa.
Vaya
Del vero ir:
“El día que vaya a la universidad”.
Interjección que significa decepción o sorpresa:
“¡Vaya..., otro año más en cuarentena!”.
Valla
Aviso publicitario en las carreteras.
Cerco para delimitar terrenos.
En atletismo, para el salto de los corredores.

Precebilidad, ¿o previsibilidad?


 "Hoy queremos proponerle al país una Constituyente, donde podamos reformar la Justicia. Una Corte única, que permita ‘precebilidad’ (sic) al sistema".                                                                               Paloma Valencia
Aunque el término correcto es 'previsibilidad': «La certeza del ciudadano a 'prever' las consecuencias jurídicas de sus actos; facultándole juzgar por sí mismo cuál será el éxito de su libertad», lo que en verdad anhela la senadora del Centro Democrático –con su séquito de aduladores del innombrable– es tener una Corte de bolsillo, para manejarla a su amaño.
Con esa Nueva Constituyente se pretende lograr en ella el trámite de dos polémicas propuestas del uribismo: la creación de una Corte única, que implica suprimir la Corte Constitucional, la Corte Suprema de Justicia y el Consejo de Estado; y –de paso– hacer trizas la JEP.
Con los corruptos siendo mayoría en el Gobierno y en el Congreso sería lo más desastroso para Colombia y para la Justicia misma.
Quieren tener todo a su servicio para detentar el poder con “decretos de emergencia”, y para engavetar investigaciones; beneficiando con impunidad a su “mesías”, y a sus áulicos.
El poder judicial en un solo organismo fortalecería a los delicuentes de cuello blanco y a los prepotentes, de tal forma que el uribismo –para utilizar un término de moda– se 'reinvente'.
Ya Duque ‘cuerpo ajeno’ y su ministra de Justicia, Margarita Cabello Blanco, iniciaron conversaciones privadas para la creación de esa tal ‘supercorte’, sin pasar por ningún filtro jurídico.
Luego vendrán por el poder legislativo, al estilo del dictador Pinochet (todo por ley presidencial), y el pueblo de rodillas y a su servicio.
¡Ojalá esto nunca suceda!
Difundamos, para que se sepan qué torcidos hay detrás de semejante iniciativa.

Breve e irrefutable "recorderis"


Me preguntan desde una asociación de educadores, con sede en Cali:
“Amigo Óscar, hay en nuestro grupo personas que defienden a ultranza a Uribe; y comentan que él fortaleció el Sena. Tú que fuiste instructor y directivo en esa entidad, ¿tienes información acerca de en qué benefició a esa institución?”.
Respuesta inmediata:
¡Falso, de toda falsedad!...
No porque yo sea antiuribista, pero la verdad –por conocimiento de causa– fue... todo lo contrario:
* Primero: Siempre quiso privatizar la entidad, demagógica e hipócritamente denominada por él: “La niña de sus ojos”. Pero… no pudo por la fuerza sindical, y por las protestas pacíficas de aprendices e instructores. 
* Segundo: Cuando Uribe llegó al poder, en el 2002, estranguló de manera drástica el presupuesto para el 2003. La recuperación presupuestal se logró –por entero– gracias a una intensa lucha mediante la alianza de trabajadores y aprendices, con un alto costo de detenciones, contusos, heridos, procesos disciplinarios y despidos. 
* Tercero: El aprendizaje funcionaba con alumnos que cursaban año y medio el estudio de sus especialidades profesionales en el Sena, y luego laboraban año y medio en las empresas de sus patrocinadores; devengando de ellas (durante esos tres años) un salario inicial del 50%, incrementado –gradualmente, y con un buen poder adquisitivo– hasta nivelar el salario establecido para los trabajadores, según el oficio para el que hubiesen sido capacitados. Y con la posibilidad de seguir enganchados a las nóminas de las empresas.
Y... viene este ilegítimo “Mesías” a desestimular el aprendizaje a cambio de implementar los cursos relámpago de dos horas diarias por trimestres (no más de 150 horas, c/u.). Con el agravante de certificar y registrar esos minicursos como si se trataran del tradicional aprendizaje, “incrementando” –con ese sofisma de distracción– dizque la oferta y la demanda; pero... desvirtuando la realidad al manipular y difundir estadísticas falsas, según las cuales el Sena atendía –durante su mandato– “millonadas de aprendices”; cuando esas cifras, alteradas, no eran más que cursillos acelerados e improductivos.
Y esa modalidad –en ‘cuerpo ajeno’– persiste en lo que va corrido del gobierno de Duque.
* Cuarto: Autorizó a las empresas a rebajar la remuneración del Contrato de Aprendizaje establecida para los diferentes oficios. Hoy solo les reconocen el 50% del salario mínimo, en la etapa lectiva; y el 75, en la productiva.
* Quinto: Por si fuera poco, no podían faltar los actos de corrupción, de los que surgieron varios escándalos. Por citar solo dos: 1. Durante la administración de Alfonso Prada se descubrió un contrato leonino entre el Sena y la empresa de mensajería 4/72 (esto es, entre el gerente del Sena, Prada, y la gerente de 4/72; nadie más ni nadie menos que Adriana M.ª Barragán López –hoy subgerente en la compra de predios para el metro de Bogotá– esposa del defraudador Prada). 2. Elefantes blancos en la construcción de trece (13) edificios en diferentes ciudades del país (más de 350.000’ millones de pesos en obras negras abandonadas; solo en el proyectado para Bogotá, 29.000’ millones), y... ¡sin empezar a construirlos. Debo advertir que Prada (el de-preda-dor) fungió como director en épocas de Santos, pero eso no cambia las cosas: en ese gobierno también se tergiversaron las estadísticas y el maltrato a la entidad, heredados del uribismo.
Y la flor de la cereza: el Gobierno uribista, con su política retrógrada, pretende e insiste en “hacer trizas el Sena”.
¡Tal es el legado que Uribe le dejó a la institución más querida y recordada por todos los colombianos!

¡Tremenda defecada!...


Por la década de los años 80, cuando era presidente del Sindicato de Empleados Públicos del Sena Sindesena, regional del Valle, enfrentábamos una feroz persecución sindical sin precedentes. 
Entre muchas otras irregularidades, el presidente nacional de Sindesena, compañero Javier Andrade, quien trabajaba en la regional desempeñando el cargo de Asesor de Desarrollo Social, venía siendo perseguido por la administración de la entidad solo por su liderazgo: Lo tenían azotado con traslados a recónditos pueblos y veredas del departamento; movimientos a todas luces innecesarios, con la soterrada y única intención de cansarlo y aburrirlo para que renunciara.
Con el ánimo de reforzar la defensa de Javier, pedimos apoyo al representante de la Confederación de Trabajadores de Colombia CTC, ante el Consejo Directivo del SENA.
En una reunión de Junta Directiva del Sindicato, el abogado de la CTC pronunció –expresándonos el respaldo irrestricto para el compañero emproblemado– el siguiente comentario: 
“Yo –conociendo la problemática que ustedes me plantearon– me preparé muy bien para defender al compañero Andrade ante el Consejo, y… ¡me he hecho una 'deposición' la berraca sobre Javier, que ustedes ni se la imaginan!”.
Todos nos miramos, muy sorprendidos; y cuando el hombre se retiró, nosotros –en medio de carcajadas– lo criticamos: “¡Qué señor tan ignorante, cómo va a decir que 'se cagó' sobre el pobre Javier Andrade!”.
...
Solo después de cinco años descubrí que ‘deposición’ –aparte de defecar– también significa “hacer una exposición o declaración de algo”.
De modo que quienes la defecamos fuimos los integrantes de la Junta Directiva del Sindicato, por prejuzgar al dirigente sindical.
Y de las 20 personas que nos encontrábamos reunidas ese día, a unas 15 les hice caer en la cuenta el error en que incurrimos; pero… ¡ninguna conocía esta curiosidad del lenguaje!

Soñé un desayuno paisa

He despertado de un dulce sueño,
Hasta babeada quedó la almohada
Porque soñé con arepa asada
Y un desayuno muy antioqueño.

Sobre la arepa, la mantequilla
Con queso fresco, hecho en oriente,
Y en una paila grande y caliente
Un chicharrón, chorizo y morcilla.

Mientras el chocolate borbolla
De la fritura, solo un poquito,
Se hecha el aceite para el sofrito
Compuesto de tomate y cebolla.

En el hogao* que se hizo aparte
Revuelven huevos y hacen perico*,
Para que todo sea más rico
Falta la principal obra de arte.

A los fríjoles del día anterior
Se les agrega el arroz pegado,
Así se hace un recalentado,
La misma grasa le da sabor.

Y cuando todo está en su lugar
Me zampo eso con mucho empeño
Porque un desayuno antioqueño
Sin duda  alguna es todo un manjar.

Al despertar me encuentro en España
Mordisqueando mi triste almohada,
No hay calentado ni arepa asada
Ni la fragancia de mi montaña.

* Hogao: Salsa resultante de sofreír –en aceite– el tomate y la cebolla.

* Perico: Así se les llama a los huevos revueltos en Antioquia.

                                                    Édwin Giraldo, “Radio Loco”
                                                     Trovador locombiano

¡Engatusado!...


 El presidente Duque y la ministra de Educación visitan un jardín infantil del ICBF, y una niña le dice:
—Señol Plesidente, tengo una gata que se llama Michina, y anoche tuvo siete gatitos. Y... ¡son todos ulibistas!
Duque –muy emocionado– programó, para dos días después, una visita del senador Uribe con un grupo de periodistas y camarógrafos.
Una vez en el jardín, el senador Uribe se le acercó a la niña:
—Me dicen, hijita, que tu gata tuvo gatitos.¡Cuéntame pues, nena!
La niña, sonriente, respondió:
—Si, señol senadol, tengo una gata que se llama Michina, y tuvo siete gatitos... ¡tles son de Alianza Velde y cuatlo Petlistas!
Uribe se puso ‘mosca’, y le preguntó:
—¿No dizque antier eran uribistas?
La niña –un poco asustada– contestó:
—Sí. Pelo, es que... ¡ya ablielon los ojos!

viernes, 16 de abril de 2021

¡Empeoró!...


Corría el mes de junio de 1995 (¼ de siglo), cuando me desempeñaba como Jefe de Redacción de la Revista Economía y Cultura, y era periodista del Diario Occidente de Cali (columnas Pa qué más…, de humor; y Buena letra, dedicada al buen uso del lenguaje).
Para que orientara un taller de lenguaje profesional –dirigido a periodistas de la región y de diferentes medios– invité al doctor Gabriel Escobar Gaviria, reconocido lingüista y autor perenne de la columna Gazapera, en El Espectador. 
Se me ocurrió –también– llevarlo, el domingo 18, al programa Belisario por el Mundo, emitido en la emisora La Voz del Valle, del circuito Todelar; espacio radial en el que fungía como conductor y locutor del programa dirigido por el empresario del turismo, don Belisario Marín Montes.
En el transcurso de la transmisión, me dio por preguntarle:
—Doctor Escobar, en sus frecuentes salidas del país, ¿no ha tenido problemas con sus dos apellidos?
—Sí, don Óscar, siempre me detienen en los aeropuertos para requisarme e interrogarme.
—¿Y qué ha hecho usted para solucionar semejante percepción de su identidad, ah…?
—Yo pedí una audiencia con su santidad el papa Juan Pablo II, y ya en su despacho me preguntó: ¿Qué te trae por el Vaticano? Entonces, le comenté el conflicto que tenía con mis dos apellidos. ¿Cómo es que te llamas? –me interrogó. Gabriel Escobar Gaviria –le dije. Y… ¿cómo te quieres llamar, en adelante? Le respondí…: ¡Gabriel Rodríguez Orejuela!
                                                                        ...
La conmoción fue general y muy tensa en la emisora, ya que en esos instantes –casualmente– llegaba a Todelar nadie más ni nadie menos que doña Amparo..., ¡una de las hermanas de Gilberto Rodríguez Orejuela, el tristemente célebre “Ajedrecista”!

Diferencias entre endemia, epidemia y pandemia


 Estos términos están íntimamente ligados; pero... denotan situaciones de diversa gravedad y alarma sanitaria.
Endemia
Enfermedad infecciosa que afecta una región o un país, por lo general, en fechas fijas. “La malaria es endemia en varios países asiáticos”.
Epidemia
Peste (en veterinaria, epizootía) que ataca la fauna (brucelosis, fiebre aftosa, moquillo), la flora (babosas, orugas, pulgones), y personas (ébola, gripe aviar, meningitis, sars).    
También, daño o desgracia (plaga) que afecta gran parte de una población; causando graves perjuicios.
“Hay que combatir la epidemia del narcotráfico”.
En Colombia la corrupción es una epidemia que tenemos que combatir.
Pandemia
Enfermedad epidémica que se propaga a muchos países, y que azota casi todos los individuos.
“La pandemia del VIH <sida>, y la del cólera”.
La pandemia del Covid-19 paralizó el mundo entero.
La Organización Mundial de la Salud OMS declaró la Covid-19 como una enfermedad endémica; esto es, tendremos que aprender a convivir con ella –sin ‘decretos’ de cuarentenas–,  siempre con arreglo a las medidas de prevención que imponga cada país; recayendo, en cada ciudadano, la responsabilidad de cuidarse.

El Covid-19


 “Hoy, en Colombia, nadie habla de confrontación entre el petrismo y el uribismo. (...) El Covid-19 ha tenido la virtud de reducir las tensiones entre los colombianos y la de crear una solidaridad nacional, que no parecía posible en el país polarizado de hace unos meses. (...) Las redes sociales, que estaban en el banquillo por haberse convertido en una trinchera de odios, egos y pasiones, se transformaron en la más efectiva plataforma para canalizar ayudas”.
                                                                                                             (Revista Semana, edición n.° 1.978).

Lucha con los avivatos*


 Contratos entregados a dedo, muchos miles de millones de pesos, celebrados por algunos gobernantes regionales y locales, investigan la Contraloría, la Fiscalía y la Procuraduría.
‘Ratas de alcantarilla’ llamó el presidente Iván Duque a quienes se llenan los bolsillos con las ayudas para las poblaciones más vulnerables.
Departamentos como Arauca, Chocó, Guaviare, La Guajira y Tolima; y alcaldías como Armenia, Barranquilla, Calarcá, Melgar, Puerto Colombia y Puerto Gaitán; han sido denunciados, y son investigados por los entes de control.
Los departamentos de Atlántico, Cesar, Magdalena, San Andrés y Valle del Cauca; y los municipios de Cajicá, Cúcuta, Guaduas, La Palma, y Neiva; completan la lista donde se enfocan esfuerzos para determinar irregularidades como sobrecostos y falta de licitaciones. 
Del mismo modo se investiga el desvío de recursos del programa Ingreso Solidario del que, subsidios para tres millones de personas, se perdieron más de 200.000 millones de pesos.
“Es brutal el grado de desfachatez de los ladrones del bienestar de la gente. (…) No vamos a permitir que el hambre de los más vulnerables se convierta en gula de los corruptos”.
(Procurador Fernando Carrillo).
* Resumen fielmente extractado de la revista Semana, edición n.ºs 1.981 y 1.982
                                                                                …
• En este escándalo hay algo inaudito: el Decreto 518 del 2020 –firmado por Duque– que creó el programa Ingreso Solidario, blindó judicialmente a los encargados de aplicarlo: “No conlleva responsabilidad de quienes participen en su implementación”. De lo que se colige que –como siempre– estas investigaciones se quedarán engavetadas, sin sancionar a los responsables.

Pos- y post-

      

• El prefijo ‘pos’ es inseparable:
posadjudicación
poscuarentena
posconfinamiento
posoperatorio
pospandemia
• Ante un nombre compuesto se escribe separado:
pos conflicto armado
pos Edad Media
pos guerra civil
• Ante un nombre propio se escribe pegado y con guión:
pos-Rembrandt
pos-Renacimiento
• Se usa la forma latina ‘post’ (también inseparable) solo cuando la palabra a la que se une comienza por la letra 'ese':
postsindical
postsocialismo
postsoviético
postsurrealismo

De "Majitus"

Al cumplir la edad reglamentaria, me presenté al Seguro Social para tramitar la pensión por vejez.
La secretaria, detrás de la ventanilla, me pidió el pasaporte para verificar mi edad y mi identidad; busqué en todos los bolsillos; pero, finalmente caí en la cuenta de que lo había dejado en casa. Le dije a la señorita que lo sentía mucho, que no tenía ahí el documento, que más tarde regresaría.
La oficinista, entonces, me dijo:
¡Solo..., desabotónese la camisa!
Le mostré los abundantes pero canosos vellos del pecho, y me dijo:
Esos vellos canosos son prueba suficiente para mí.
Procesó mi solicitud, y... ¡me dio la pensión!
Cuando regresé a casa –muy emocionado– le conté a mi esposa lo sucedido. De inmediato ella comentó:
¡Ay, mijo...!, debiste bajarte los pantalones; ¡a lo mejor te hubieran dado, también, una... pensión por invalidez!

Para reflexionar

Otra buenísima anécdota de mi amigo Gabriel Escobar Gaviria, “Sófocles” (El Espectador).

Hace unos días lavé un vaso en el que había tomado una gaseosa, pero no tuve cuidado de lavar el lavamanos para que parte del dulce de la gaseosa no quedara en él. Más tarde regresé y encontré unas veinte hormigas pequeñísimas, no llegaban ni al milímetro de longitud. Puse el tapón y abrí la llave para llenar el lavamanos lentamente de tal manera que las hormigas al ver subir el agua salieran de allí, sin que ninguno de esos diminutos seres muriera por culpa mía. 

Efectivamente, comenzaron a salir apresuradas. Cuando faltaban cuatro por salir y una de ellas se enredó en una gota de agua que estaba más alta que el nivel donde venía el llenado; por más esfuerzo que hacía, no lograba salir de la gota, las otras tres estaban llegando a la salida. Cerré la llave para que el nivel del agua no siguiera subiendo. Mientras tanto pensaba cómo sacaría a la hormiga de ese lío. Estaba en ese pensamiento cuando veo que, de las tres, dos lograron la salida y la última se devolvió a la misma velocidad que había subido, llegó a la gota y trataba de sacar a la compañerita. Mientras tanto con la uña de mi dedo meñique logré sacarla de la gota y ponerla unos milímetros adelante, aun así, no lograba caminar. La que vino a salvarla se le acercó, algo le hizo, yo no vi qué ni me lo contaron, pero las dos subieron veloces para lograr la salida y yo pude lavar el lavamanos. 

Hay personas supuestamente inteligentes que dicen que esto lo hizo el azar. ¿Puede el azar dotar a una hormiga milimétrica de un cerebro capaz de deducir que una compañera está en peligro y acudir a salvarla aun con riesgo de su propia vida? Dichosos nosotros que podemos ver la inmensidad de Dios en el cerebro de una microhormiga.

Frases célebres de personajes colombianos

* “El silencio de los fusiles hizo que escucháramos el ruido de la corrupción; por ello vuelven a sonar los fusiles..., para silenciar la corrupción”.
(Jesús Abad Colorado, fotógrafo y periodista, quien ha retratado el dolor de los colombianos a causa del conflicto armado).
* “Con sangre de gente pacífica los violentos escriben su historia”. (...) Mientras la paz camina hambreada, harapienta y en muletas; la guerra se desplaza a grandes velocidades, en aviones y buques blindados”.
(El “Arriero” de Marquetalia, cuentero).
* “Mientras en Colombia llevamos semanas hablando de próstata, la justicia ya hizo metástesis”.
(Félix de Bedout, en su cuenta de Twitter).
* “El hombre se complementa al hombre, mujer con mujer; hombre con hombre y también mujer a hombre, del mismo modo en el sentido contrario”.
(Verónica Velásquez, señorita Antioquía, candidata al Concurso Nacional de la Belleza).
* “Pablo Escobar no era un asesino, el no mató más de 20 personas. (...) Asesino yo que maté al rededor de 300, y coordiné cerca de 3.000 asesinatos. (...) Yo maté más de 25 policías, y dirigí los operativos en los que asesinamos unos 540”.
(Jhon Jairo Velásquez, “Popeye”; jefe de sicarios del cartel de Medellín, en confesión a la revista Semana <edición n.° 1.971>).
* “En este país el que no tiene untada la mano, tiene untada la nariz”.
(Jaime Garzón, abogado, activista, actor,  humorista, locutor, pedagogo, periodista, y... mediador de paz).
* “El uribismo –más que un caudillaje político– es un ‘caudillaje emocional’.  (...) Al uribista le es indiferente la politica, es seguidor de una representación paternal tradicional: ese papá brusco, tosco y violento que puede embarrarla; pero que al rato les dice ‘hijitos’, y ahí está con su familia. (...) El uribista no es ignorante..., es un infante melancólico atrapado. Conoce lo bueno y lo malo, pero... su lealtad es incondicional; porque la familia es primero en la tradición ultracatólica conservadora. Por eso, el discurso de ‘seguridad’ prima sobre la paz, pues un papá que da rejo no es pacífico; pero sí impone un mando ante una familia que se debe sentir unida, protegida, y con con algo de miedo. Es narcisista porque ama a Uribe, un espejo de sus convicciones y de sí mismo”.
(Yordin Arango, youtuber).
* “Por favor un ESMAD contra los vándalos de alto nivel: Odebrecht, Interbolsa, Túnel de La Línea, Vía al Llano, y similares”.
(Martín de Francisco, actor, crítico social, defensor del lenguaje, locutor, periodista y presentador).
* “La lógica, la ética y la estética son la esencia de la política; porque lo que hacen aquí en Colombia no es política..., es politiquería: robo, atraco, traición, farsa, mentiras o verdades a medias. ¿Quién dijo que eso era política? La política es la lógica, la ética y la estética. ¿Qué es la lógica? Aplicar la plata donde más la necesita una comunidad. ¿Qué es es la ética? No robarles la plata a las comunidades. Y, ¿qué es la estética? Que todo lo que hagamos sea bello y transparente: no robar, no mentir, no traicionar”.
(Ing. Rodolfo Hernández, alcalde de Bucaramanga <Santander>).
* “Quien busca la verdad, corre el riesgo de encontrarla”.
(Isabel Allende, escritora chilena, miembro de la Academia Estadounidense de las Artes y las Letras).
* “Voy a contar mi verdad; porque si no la contará... estaría diciendo mentiras”.
(Ernesto Samper Pizano, expresidente de Colombia).
* “Sí hubo soborno, pero la licitación fue limpia”.
(Álvaro Uribe Vélez, debate en el Senado por Odebrecht).
* “Fuera de ser narcotraficante, soy un hombre admirable para los negocios y tengo una hoja de vida intachable”.
(Iván Urdinola).
* “Al menos sabemos que en Colombia hay una sola cosa por la que no te matan: La eutanasia”.
(Julio César González, caricaturista “Matador”).
* “No es por ser uribistas que la justicia persigue tantos uribistas, sino porque muchos uribistas son proclives a delinquir”.
(Antonio Caballero, periodista).
* “Nelson Mandela es la persona que inició el Concurso Nacional de Belleza”.
(Laura María Saavedra Gómez, señorita Huila).
* “Los políticos colombianos como los buñuelos: se voltean solos”.
(Juan David Laverde Palma, periodista).
* “Fe cristiana: creer en lo que no se ve. Fe uribista: no creer en lo que se ve”.
(Carlos Mario Gallego; “Tola”, del dúo “Tola y Maruja”).
* “Reforna tributaria es el ajuste financiero que hace el Estado a los ciudadanos, para que paguen lo que se roban sus funcionarios”.
* “La mala reputación de las ratas se la deben a los políticos”.

(Margarita Rosa de Francisco, la “Niña Mencha”, actriz y presentadora de televisión).
* “Colombia, país del sagrado desazón”.
(Andrés Parra, actor que encarnó a Pablo Escobar).
* “¿Cómo va a haber paz en un país en que hasta la basura se la disputan los más ricos?”.
(Aída Abella, senadora).
* “En Colombia los políticos no saludan ¿qué hubo?, sino ¿qué hay?”. 
(Aurelio Iragorri, presidente del partido de la U).
 * “Los colombianos no sabemos tener contradictores, sino enemigos: El que no está conmigo es mi enemigo”.
(Carlos Gaviria Díaz, excandidato presidencial).
* “Mis sentimientos están como mi corazón, a la izquierda; mi razón, como mi cerebro, al centro; mis odios y resentimientos en mi pequeña vesícula biliar, a la derecha”. 
(Héctor Abad Gómez, médico y político asesinado).
* “Les he notificado a los parlamentarios que me acompañan, y a los dirigentes, que se terminó la robadera”.
(Germán Vargas Lleras, excandidato presidencial).
* “Pronto estarán juntos [Gabriel García Márquez y Fidel Castro] en el infierno”.
(María Fernanda Cabal, en su cuenta de Twitter).
* “Si hiciéramos un minuto de silencio por cada víctima de la guerra en Colombia, haríamos un silencio de 12 años”.
(Constanza Camelo, “Cony” Camelo, actriz de cine y televisión, cantante y presentadora).
* “Si al sicario le gusta la sangre, hay que ponerlo a sangrar, si le gusta el dolor, hay que inflingírselo y si le gusta la muerte... sencillo”.
(Juan Felipe Campuzano,   concejal de Medellín).
* Y hasta aquí los deportes… ¡país de mierda!”.
(César Augusto Londoño, locutor deportivo –en vivo, por la televisión– el día del asesinato de Jaime Garzón).
* “La credibilidad y la influencia del periodista se debilitan cuando depende de un partido o de un político. Hace fuerte al periodista la percepción de universalidad que deja su actividad en beneficio de todos los lectores, oyentes o televidentes. Y esto se obtiene cuando sus informaciones resultan de utilidad para todos, sean del sector, partido, religión o creencia que sea. Por el contrario, si crea la sensación de lealtad a un grupo, a un gobernante o político, y de partido tomado contra otro, el periodista pierde credibilidad e influencia. Además, sus informaciones serán miradas como propaganda de grupo y no como informaciones respetables”.
(Javier Darío Restrepo, gran gurú del periodismo y escritor).
* “Uno también es culpable, si vive tranquilo en medio de la injusticia".
(Andrea Echeverri, cantante de rock).
* “La campaña internacional de desprestigio a Iván Duque ha sido la más fácil de la historia. Él mismo la lidera”.
(Andrés Felipe Giraldo, el “Antituiter”).
* “A la hora de dar vergüenza..., el Congreso de Colombia nunca decepciona”.
(Félix de Bedout, periodista).
* “Si el poder ejecutivo no satisface, el legislativo hiede y el judicial se torna proclive, ¿qué instituciones son las que queremos defender entonces?”.
(Orlando Sierra Hernández, periodista asesinado, subdirector del diario La Patria <Manizales>).
* “Pienso que semejante tragedia [del narcotráfico] terminará para Colombia el día que logren coserles las narices a los gringos”.
(Germán Castro Caycedo, periodista, escritor, cronista y novelista).
* “No hay papel higiénico en Venezuela; y no hay forma de sustituirlo por el periódico, porque los periódicos los cerraron”.
(Gilberto Tobón Sanín, abogado, politólogo y filósofo).
* “Aquí [en Colombia] hay quienes se pasan una vida entera luchando por un pedazo de tierra, y solo lo obtienen cuando los matan. Aunque... ni siquiera de su tumba tendrán título de propiedad”.
(Yamit Palacio Villa, periodista, locutor y presentador).
* “Ministro es un 'mínimo'..., una nada; como tantos de los que hay en Colombia”.
(Reinaldo Spitaletta, comunicador social y escritor).
* “Todo este episodio [del ministro Carrasquilla] me ha hecho recordar una anécdota de un gobernador de Antioquia que una vez recibió un telegrama de un alcalde en el que le consultaba si podía hacer una alcaldada tremenda. Sus asesores jurídicos lo único que pudieron responderle a ese alcalde fue lo siguiente: 'Sí puede, porque la ley no previó tamaña inmoralidad'”. 
(Juan Camilo Restrepo, exministro de Agricultura, de Hacienda, y de Minas y Energía).

* “Conociendo este país, estoy seguro de que al debate sobre el aborto... lo van a hacer abortar”.
(Antonio Caballero, caricaturista, escritor y periodista, en uno de sus ‘Monólogos’ de la revista Semana).
* “El Diablo me tiene miedo”.
(María Luisa Piraquive, filántropa, precursora del partido MIRA; líder uribista, y de la Iglesia de Dios Ministerial de Jesucristo Internacional).
* “Uribe, probablemente, el expresidente más mezquino de la historia; en una historia plagada de expresidentes mezquinos”.
(Ricardo Silva Romero, escritor, periodista, guionista y crítico de cine).
* “Yo nunca he dicho ninguna brutalidad”.
(Natalia París, modelo, empresaria, Dj y publicista).
* “Tanto la política como la pornografía son el arte de cambiar de posición”.
(Daniel Samper Ospina,  periodista, escritor, y YouTuber).
* “El Estado tiene el monopolio de la violencia”.
(Paloma Valencia Laserna, senadora uribista).
* “Sueño con un país donde los abuelos no tengan que enterrar sus nietos, como lo hicieron con sus hijos”.
(Juan Gossaín Abdallah, escritor y periodista).
* “Un país donde los de arriba roban, la justicia encubre, la prensa tapa, los del medio pagan y los de abajo sufren, jamás tendrá paz verdadera”.
(Gustavo Bolívar, escritor, periodista, guionista y senador).
* “Para pregonar contra la corrupción se deben tener las manos limpias, no lavadas”.
(Álvaro Forero Tascón, analista político y columnista de El Espectador).

Frases polémicas de politicos colombianos

* “Le mandó muchos saludos su gran amigo, el presidente Uribe; lo quiere mucho. (…) ¿Sabe, también, quién le mandó muchos saludos?, el presidente Pastrana”.
(Presidente Iván Duque, en reunión con el rey Felipe VI de España).
* ¿De qué me hablas, viejo?
(Iván Duque, en respuesta a un periodista refiriéndose al bombardeo de las fuerzas militares en el que fallecieron ocho niños).   
* “Y nos remontamos a lo que llamamos las siete 'íes'. ¿Y por qué siete? Porque siete es un número importante para la cultura. Tenemos las siete artes, las siete notas musicales, los siete enanitos. Mejor dicho: hay muchas cosas que empiezan por siete”.
(Duque, en discurso ante la Unesco).
* "Hace falta innovar, hay que utilizar armas de represión no letales como las que producen descargas eléctricas”.
(Francisco Santos, exembajador en Washington, propuesta para reprimir y terminar con las manifestaciones estudiantiles).
* “Si usted se toma 500 vasos de agua al día, le aseguro que se enferma”.
(Marta Lucía Ramírez vicepresidente de Colombia, para sustentar que el glifosato no es nocivo para la salud).
* “¡Gran orgullo, nuestra dupla de @Robert Farah y @Juanscabal! (...) Felicitaciones a nuestros ciclistas vallecaucanos, merecidos campeones del #USOpen”.
(Carlos Holmes Trujillo, excanciller y hoy ministro de Defensa, en su cuenta de Twitter).                       
* “El salario en Colombia es ridículamente alto”.
(Alberto Carrasquilla, ministro de Hacienda).
* “Como comandante del Ejército, presento a la familia de ‘Popeye’ nuestras sentidas condolencias”.
(General Eduardo Enrique Zapateiro Altamiranda, comandante del Ejército Nacional, lamentando el deceso del jefe de sicarios de Pablo Escobar).
* “Si se recibió plata de narcos, fue a mis espaldas. (...) Aquí estoy y aquí me quedo”.
(Ernesto Samper Pizano, expresidente de Colombia, a raíz del llamado Proceso 8.000).
* “Un gran filósofo decía: <Lo único que sé es que… no sé que nada sé… entre más sé, lo único que sé es que nada sé>”.
(Juan Manuel Santos, expresidente de Colombia).
* “¡Qué preguntas tan chimbas!”.
(Germán Vargas Lleras, excandidato presidencial, en entrevista para RCN Radio).
* “¿Sabían ustedes que el azúcar es una droga mucho más dañina que la marihuana o la cocaína?”.
(Gustavo Petro, excandidato presidencial).
* “Un ladrón no es alguien que nació ladrón, no. Nadie nace ladrón, el ladrón es el que roba. Entonces, recordemos: el que roba es un ladrón. La persona que roba no es una persona buena que roba de vez en cuando. La persona que roba es un ladrón”.
(Enrique Peñalosa, exalcalde de Bogotá).
                                                                                                                                                                       * “Hasta las cuatro de la tarde vota el pueblo, después vota la Registraduría”.
(Jorge Eliécer Gaitán, escritor, jurista, orador y líder inmolado el 9 de abril de 1948).
* “El poder, ¿para qué?”.
(Presidente Darío Echandía –tras el magnicidio de Jorge Eliécer Gaitán– rechazando la oferta para que aspirara al cargo de presidente, que ya había ejercido).
* “Hay que reducir la corrupción a sus justas proporciones”.
(Julio César Turbay Ayala, presidente de Colombia).
* “Si no me me reeligen, me obligarían a ganarme la vida honradamente; lo que a mi edad es una infamia”.
(Gilberto Moreno, presidente del Senado en 1944).
* “Los políticos son tan cochinos que corrompieron la mafia”.
(General Miguel Masa Márquez, exdirector del del DAS).
* “Todos sabemos que en Colombia no hay obrita... sin serruchito”.
(Fernando Londoño Hoyos, exministro del Interior, 2012).
* “Yo voy a gobernar con la cabeza, no con el culo”.
(Gustavo Álvarez Gardeazábal, exgobernador del Valle del Cauca, en respuesta al periodista Sammy Jalil; cuando –por ser homosexual– intentaron descalificarlo como candidato a la Gobernación. <Frase plagiada por el expresidente Angelino Garzón, desdeñando las secuelas de su accidente cerebrovascular: ‘No voy a gobernar con mi cuerpo, sino con mi cabeza’>). 
                                                                                                                                                                      * “Nos toca dejar que ellos hablen después del Presidente, luego... los saco de aquí”.
(Ernesto Macías, expresidente del Senado, refiriéndose a los senadores de la oposición. Agregando –entre risas–: “Esta es mi última ‘jugadita’ como presidente”).
* “Me toca meter cuatro escoltas en un solo carro, porque no me alcanza para pagar la gasolina de dos”.
(Juan Manuel Corzo, expresidente del Senado, en entrevista con W-Radio, protestando porque 16 millones que recibía de sueldo no le alcanzaban para pagar la gasolina de los dos vehículos que le fueron asignados).
* "Es mejor negocio la política que el narcotráfico. (...) La plata que deja una alcaldía, no la deja un embarque".
(Juan Carlos Martínez Sinisterra, exsenador procesado y condenado por parapolítica).
* “La plata que uno le meta al Chocó es como echarle perfume a un bollo”.
(Rodrigo Mesa, diputado departamento de Antioquia).
* “Las mujeres son como las leyes…, para violarlas”. 
(Ramón Cardona,  vicepresidente del Concejo de Santa Rosa de Cabal).
* “Con Borja no habrá serrucho, y si hay… no será mucho”.
(Ángel María Borja, candidato al Concejo de La Gloria, departamento del Cesar).
* “A ‘Guacho’ se le acabó la guachafita”.
(Duque, durante un Consejo de Seguridad en Tumaco, Nariño).

CR1P706R4M*

C13R70 D14 D3 V3R4N0 3574B4 3N L4 PL4Y4 0853RV4ND0 D05 CH1C45 8R1NC4ND0 3N 14 4R3N4, 357484N 7R484J484ND0 MUCH0 3N L4 C0N57RUCC10N DE UN C4571LL0 C0N 70RR35, P454D1Z05 0CUL705 Y PU3N735.
CU4ND0 357484N 4C484ND0 V1N0 UN4 0L4 D357RUY3ND0 70D0, R3DUC13ND0 3L C4571LL0 4 UN M0N70N D3 4R3N4 Y 35PUM4.
P3N53 9U3 D35PU35 DE 74N70 35FU3RZ0 L45 CH1C45 C0M3NZ4R14N 4 L10R4R; P3R0 3N V3Z D3 350, C0RR13R0N P0R L4 P14Y4 R13ND0 Y JU64ND0, Y C0M3NZ4R0N 4 C0N57RU1R 07R0 C4571LL0.
C0MPR3ND1 9U3 H4814 4PR3ND1D0 UN4 6R4N L3CC10N: 64574M05 MUCH0 713MP0 D3 NU357R45 V1D45 C0N57RUY3ND0 4L6UN4 C054; P3R0, CU4N70 M45 74RD3, UN4 0L4 LL364 4 D357RU1R 70D0. S010 P3RM4N3C3N L4 4M1574D, 3L 4M0R Y 3L C4R1Ñ0, Y L45 M4N05 D3 49U3LL05 9U3 50N C4P4C35 D3 H4C3RN05 50NRR31R.

                        *Criptograma “Pasatiempo que consiste en descifrar un texto averiguando su clave".

El humor de "Ogil"


 La madre de dos chicos, al regresar de la reunión de padres de familia donde estos estudian, le entrega las calificaciones a su esposo.
Este toma las del menor de siete años, y –furibundo– grita: "¿Qué es esto?: ¡uno en aritmética, dos en geografía, uno en historia, dos en lenguaje...!". Se para, se suelta el cinturón y enciende al chico a correazos. Si la mamá no se lo quita... hasta lo mata.
Luego coge las del mayor de 15 años, las abre delante de él, y le sermonea: "¿Qué es esto, joven?: ¡uno en matemáticas, uno en geografía, uno en historia, uno en lenguaje, uno en ciencias, uno en ética y cero en disciplina…! ¿Qué es lo que piensa usted de la vida, jovencito? ¿Qué va a ser de su futuro, ah...? ¡Póngale cuidado al estudio para que sea un hombre de bien!". Cierra la libreta de calificaciones, y sale.
El pequeño –en un rincón, y llorando– le reclama al hermano:
—¿Y a vusté que peldió más matelias, mumumummm, polque no le pegalon; y a mí casi me matan, mumumummmmm?
Y el grande le responde:
—Es que usted no solo es mal estudiante, sino que es un tonto: ¿usted, hermanito, no sabe que mi papá es agente de tránsito? ¡Yo no fui bobo!: yo, en las calificaciones…, ¡le metí un billete de cien mil!

¡Ahí'tan!...



Se comieron el cóndor, la libertad y el orden, el cuerno con el oro y el de la abundancia, la corona de laureles..., ¡todo!
Y –quizás– a usted también lo estén jodiendo, y... ni se ha percatado de ello.
(¿...?)

La frase de hoy...

 



“De los tres colores de la bandera, el amarillo simboliza la riqueza, y el azul y el rojo... los que se la reparten”.
(Regina Betancourt de Liska,  “Regina 11”; mentalista y expolítica colombiana (candidata elecciones presidenciales 1986, 1990 y 1994).

La semántica de algunos nombres

* Gustavo Lotero Cruz, primer gerente de la Lotería del Valle.
* Javier David Morelos Troya, ingeniero de sistemas. El caballo de Troya, o virus ‘troyano’, es el más temido malware de la infomática.
* Harry Sassón, cocinero internacional, chef de su propio restaurante en Bogotá.
* Rosa Cadavid de Arboleda, sembró miles de árboles a lo largo de la vía Cali-Palmira.
* Esperanza de Toro, recalcitrante enemiga de la llamada ‘fiesta brava’. 
* Gustavo de la Paz, exjuez de paz de la comuna 17 de Cali.
* María Fernanda Vencer, exjefe del programa Vencer la Droga - Universidad de los Andes.
* Nora Perfecta Pereiro Valdés, reina nacional de la belleza, 1975.
* Jairo Aníbal Niño, escritor colombiano de literatura infantil.
* Alfonso Lobo Amaya, escritor de fábulas, de Ocaña (Santander).
* Aquiles Ostos Melo, traumatólogo, especializado en osteoporosis.
*Colombia Medina Quintero, subsecretaria de pasaportes, en la Gobernación del Valle.
* Noel Mata Mata, alias “Efraín Guzmán”, comandante de las FARC.
* Gustavo Armas, contrabandista de armas capturado en Venezuela.
* Ernesto Ladrón de Guevara, exsuperintendente nacional de cooperativas. 
* Roberto Dañino, primer ministro de Economía en el gobierno de Alejandro Toledo, en Perú. 
* Juan Salas, gerente de una compañía inmobiliaria, en Cali.
* Francesco Toldo, exarquero de la selección italiana de fútbol.
* Melodía Ruiz Gutiérrez, “Melody”, joven cantante española. 
* Gloria Polo, sobrevivió a un fulminante rayo de 25.000 amperios, en Bogotá, el 5 de mayo de 1995.
Bertrand Delanoe, exalcalde de París. Confeso homosexual. 
* José Oyón, director; y Fernando Verón, productor. Exfuncionarios del departamento de ‘audiovisuales’ del SENA.
* Floro Alberto Tunubalá Paja, primer gobernador indígena en el departamento del Cauca; y Antonio Paja Claros, periodista y locutor, también del Cauca. Y… ¡no es paja! 
* Gastón Lasso, un amigo publicista de Bogotá. ¡Nunca gasta nada, más amarrado que… con un lazo!

El humor de otros...

Amistosa controversia, en décimas espinelas, entre dos grandes y reconicidos juglares de la trova:


“Llegaron los socialistas
A la patria colombiana
Repartiendo marihuana
Y comprando congresistas
Vagos, obreros y artistas
Congraciados con la izquierda
Volvieron la patria mierda
Y ante la insensatez
La moral quedó al revés
Y de Dios nadie se acuerda”
Miguel Ángel Osorio Jaramillo, “Tutucán”.


“Llegaron los furibistas
A la tierra colombiana
Y de forma muy mal sana
Culpan a los socialistas
De prácticas terroristas 
Y de desmanes sin freno
Solo lo de ellos es bueno 
Pero la gente percibe 
Que Duque es Álvaro Uribe
Gobernando en cuerpo ajeno”
Jaime Tulio Hernández Torres, “Paso'e Reina”.

                                 Saquen sus propias conclusiones.

El humor de "Ogil"

En la escuela, la maestra le pregunta al niño Ivancito:
—Ivancito, ¿quién escribió la obra El ingenioso hidalgo don Quijote de la Mancha?
...¡Silencio sepulcral!...
—Voy a darte una pista, Ivancito: Le decían... el “Manco de Lepanto”.
¡Ah... ya, plofesola: Miguel de Una-Mano!

El abuso de los diminutivos



“Aplacen la sexualidad […] Ese gustico es para la familia”. 
“Todos los errores y dificultades, las carencias, las equivocaciones, les ruego apuntarlas en el pasivo de esta carnita y de estos huesitos”.
Estas verborrea melindrosas de diminutivos, propia del expresidente Álvaro Uribe, me hizo acordar de lo que con respecto a este vicio analizaba el Presidente Carlos Lemos Simmonds: 
“Hace ya unos años escribí acerca del síndrome del diminutivo, como una de las peores características de nuestro país. Aquello de conseguir una platica, hacer un viajecito, tomarse unos traguitos, comprar una casita, pedir un favorcito, levantarse un puestico, y hasta servirse un tintico es –como lo dije entonces– la expresión verbal de una actitud subalterna e inferior ante la vida. Y, desde luego, la renuncia anticipada a pensar en grande para solucionar los, esos sí, enormes problemas que afronta la nación”.


jueves, 15 de abril de 2021

Meteduras de pata...


 Meteduras de pata –entre muchas otras– de la vicepresidenta, Marta Lucía Ramírez:
1. Exigirle al Alcalde de Cartagena: “que la nombre siempre en sus discursos”.
2. En un evento con alcaldesas: “… infinitos quilates desde el Gobierno Nacional, con el liderazgo del presidente Uribe…; del presidente Duque, perdón”.
3. En la instalación de la asamblea del Banco Interamericano de Desarrollo –en Ecuador– al saludar al presidente de ese organismo, Luis Alberto Moreno, confundir el nombre de la esposa con el de su exesposa.
4. Criticar una inofensiva caricatura de “Matador” (astronautas aprovechando descuentos en el espacio sideral: “Las mujeres de Colombia y del mundo no somos unas compradoras compulsivas”.
5. Defendiendo el uso del glifosfato: “Si usted se toma 500 vasos de agua al día, le aseguro que se enferma”.
6. En otro de sus trinos: “El conocimiento por el conocimiento es pura vanidad. (...) Los que estudian se deben dedicar a trabajar, para ganar dinero”.
7. Encontrándose en estado crítico de salud –pero aún con vida– referirse al exmandatario con esta perla: “Que en paz descanse el presidente Belisario Betancur”.
8. Al replicar una foto en la que aparecía el senador Roy Barreras, no darse cuenta de que –al abrir la imagen– en la parte inferior se leía: "Roy, la rata Barreras".
9. Refiriéndose al hallazgo de helicóptero presidencial accidentado, en el que fallecieron sus seis tripulantes: “Que en paz descansen. (...) Afortunadamente Iván Duque no estaba allí”.
                                                                       ...
“En donde más gobierna Marta Lucía es en el ‘Twitter’, diciendo disparates; y demostrando que la vicepresidencia es un puesto ornamental”.    

                                                                                      (Semana, edición n.° 1.956 - María Jimena Duzán).

Frases camorristas


 Frases camorristas, temerarias y polémicas –entre muchas otras– de Álvaro Uribe:
  1. “¡Proceda, doctor Diego! (Su abogánster)”.
  2. “Pregúntenme lo que quieran, que hoy estoy cargado de tigre”.
  3. “Les pido a los congresistas que nos han apoyado, que –mientras no estén en la cárcel– voten los proyectos del Gobierno”.
  4. “Firmaré el Tratado de Libre Comercio con los Estados Unidos, así caigan rayos y centellas”.
  5. “¡Se callan..., o los callamos! (...) ¡Sáquenme!...”.
  6. “Sea varón, y quédese para discutir de frente; porque usted (Hugo Chávez), a veces, insulta en la distancia”.
  7. “La otra opción era una invasión militar a Venezuela... ¡me faltó tiempo!”. (A lo que Chávez le ripostó: “No le faltó tiempo... ¡le faltaron cojones!”).
  8. “Pasaron de ser terroristas con camuflado, a terroristas con traje de civil”.
  9. “¡Sicario..., sicario..., sicario!...”.
10. “Si la autoridad, serena, firme y con criterio social implica una masacre es porque del otro lado hay violencia y terror más que protesta”.
11. “De seguro, esos muchachos no estaban recogiendo café”.
12. “O sea que esta llamada la están escuchando esos hijueputas”.
13. “Estoy muy verraco con usted, y ojalá me graben esta llamada. (...) Y si lo veo le voy a dar en la cara, marica”.
14. En un ‘consejo comunitario’, en Antioquía: “General (...), a (...), cójanlo preso, o mátenlo; y cárguenlo a mi cuenta”. (El texto, lamentablemente, fue eliminado de las redes sociales).
15. “A Colombia la está matando la pereza. (...) Lo que tenemos que hacer es modificar la jornada de trabajo; y recortar la de sueño, la de vacaciones, y la de festivos”. (Alocución pública y elocuente, en otro de sus ‘consejos comunitarios’. Pero... –en controversia con el senador Wilson Arias– se retractó de esa ‘conminación’, aduciendo –cual niño melindroso, y gritando a voz en cuello–: "¡Es ‘mentira’, nunca propuse aumentar la jornada de trabajo...! Era una propuesta dirigida a mi persona, y a mis ministros”).

Polarización


 Radiografía de la ‘polarización’ política en Colombia:
“Quien no esté con Petro, es uribista; y quien no esté con Uribe, es santoscastropetrochavista”.
De estos dos camorreros y disociadores personajillos... no hay con qué hacer un caldo.
La verdad es que sin la pandemia cibernética poco o nada se sabría de ellos.
                                                                             ...
“Los colombianos se entregan a la incontinencia digital, trinando sin cesar noticias falsas y veneno político (odio visceral). (...) La cultura digital ha creado un nuevo tipo de masa que carece de alma; y está compuesta por individuos aislados, gritando desde su individualidad”.
                                                                                                   (Semana, edición n.° 1967, Álvaro Montes).

Sinonimia


Sinonimia
Relación semántica de identidad o semejanza de significados entre determinadas expresiones o palabras.
Me han solicitado establecer la diferencia entre los términos dialecto, habla, idioma, lengua y lenguaje.
Dialecto
Variedad de un idioma que se habla en una determinada región (dialectos colombianos: amazónico, andino o pastuso, chocano, costeño, cundiboyacense, isleño, llanero, opita o tolimense, paisa, rolo o bogotano, santandereano y valluno o vallecaucano), que no alcanza la categoría social de lengua./ Sistema lingüístico que se deriva o es hijo de otro (el español es uno de los dialectos nacidos del latín).     
Habla
Uso particular que un hablante o grupo de hablantes hace de su lengua (cada sujeto decide –voluntariamente– cómo hablar y qué decir).
* Perder o recuperar el habla.
* Estela habla, con mucha propiedad, el idioma inglés.
Idioma
Lengua de un pueblo o nación./ Sistema de signos que utiliza una comunidad para comunicarse oralmente o por escrito (alemán, chino, español, francés, inglés, italiano, ruso...)./ Modo particular de hablar de un pueblo o nación (idioma de jornalero, idioma  de la corte, idioma del Gobierno).
Lengua
Órgano muscular, flexible y movible, situado en la cavidad de la boca./ Badajo de la campana./ Capacidad y facultad de hablar mediante un sistema de comunicación verbal (conjunto de reglas y signos: gramática, sintaxis, vocabulario...) que utiliza una comunidad para expresarse.
Lenguaje
Facultad de expresar pensamientos y situaciones por medio de la palabra, para comunicarse con los demás; mediante sonidos u otros sistemas de signos (lenguaje culto, escrito, de programación, de señas, forense, figurado grosero, militar, musical, sencillo, soez, técnico, vulgar...).
No obstante las sutiles diferencias descritas para el buen uso de estos términos, siguen siendo sinónimos entre sí.

miércoles, 14 de abril de 2021

"Alardear" y "presumir"


Sinonimia de ‘alardear’ y ‘presumir’
Estos dos términos son sinónimos.
Aunque ‘alardear’ suena más a: ‘presumir de algo que no se tiene’.
Fanfarrón
Dícese de quien presume (con balandronadas) ante los demás, en especial, de ser bello y apetecido; o de vanagloriarse de tener –según el mismo jactancioso– una cualidad especial, con la que pretende subestimar a los amigos y conocidos de su entorno.   Consiguiendo con ello ser objeto de burlas, y... receptor de enemistades.

Diferencias


Me han solicitado establecer la diferencia entre los términos estado, nación, país, patria y república:
Estado
Comunidad social con una organización política  independiente, y un territorio con entidades de gobierno propias: "El Estado colombiano es soberano".
Nación
Conjunto de personas habitantes de un país, con un mismo origen étnico, que comparten vínculos históricos, culturales, religiosos, etc., y que tienen conciencia de pertenecer a un pueblo o comunidad particular. Generalmente hablan el mismo idioma, y comparten un territorio y sus tradiciones: "La nación colombiana vive una de las épocas más críticas de su historia".
País
Comunidad social con una organización gubernamental, política y territorial; autónoma y soberana: "Al presidente Duque lo trasnochan las crisis de países vecinos; y no, la de los colombianos", "La mayoría de países latinoamericanos se encuentra en crisis", "Nuestro país se derrumba"./ Territorio de esa comunidad./ Región, tierra.
Patria
País en el que se ha nacido o al que se pertenece por vínculos históricos o jurídicos./ Tierra natal: "La patria de Uribe, Santos, Petro, “Tutucán” y “Ogil” es Colombia./ Lugar o comunidad con la que una persona se siente vinculada o identificada por razones afectivas: "Para mí la patria es sagrada"./ País natal, tierra natal./ Suelo.
‘Patria chica’: ciudad, comarca, lugar, municipio, provincia, pueblo o región donde se ha nacido; en contraposición a la patria (o patria grande), referida al concepto de nación. A esta tierra se suele sentir muy unido por costumbres, acento  folclore, gastronomía, etc.; y, en especial, por vínculos familiares.
República
Forma de gobierno en la que el cargo de jefe del Estado está en manos de un presidente temporal que se elige por votación en unas elecciones./ País que tiene esta forma de gobierno: "El presidente de la República de Colombia, Iván Duque, detenta el poder; pero... con la popularidad más baja de todos los tiempos".
* No obstante las sutiles diferencias prescritas para el buen uso de estos términos, siguen siendo sinónimos entre sí.
* Estado y República, por lo general, se escriben con mayúscula inicial.

De "Majitus"

Dos pequeños se roban un saco de limones del vecindario, y optan por dividirlos en un lugar callado y apartado.
Uno sugiere: “¡Vamos al cementerio que a esta hora no hay nadie!”.
Al saltar la cerca del cementerio, dos limones se salen del saco; pero... no le dan mayor importancia.
Algunos minutos más tarde, un borracho pasó cerca de la puerta del cementerio y escuchó una voz que decía: “¡Uno para tí, uno para mí... uno para tí, uno para mí...!”.
Inmediatamente se le fue la borrachera, y corrió tan rápido que cayó en el atrio de la iglesia, donde estaba el párroco a quien le dijo: “¡Padre, padre, venga conmigo, he sido testigo de que Dios y el diablo se están repartiendo los muertos del cementerio!”.
Ambos corrieron de regreso al cementerio, y al llegar a la puerta aún la voz decía: “¡Uno para ti, uno para mí... uno para ti, uno para mí...!”.
Repentinamente, la voz se detiene y dice: “¿Qué hacemos con los dos que están afuera?...
Padre y borracho salieron corriendo despavoridos, gritando: “¡No, no. Aún no estamos muertos..., no nos cuenten!”.

¿Hasta cuándo...? ¿Hasta siempre?

 

  

Los desgobiernos en Colombia, sus medidas impopulares, la politiquería, el nepotismo, los crímenes de Estado y de los grupos subversivos, la impunidad y la corrupción son el caldo de cultivo propiciador del descontento que incita a la movilización; favoreciendo la protesta y el avance del socialismo.
Efectos imparables que, el Estado y la ultraderecha, luego atacan a sangre y fuego.
¿Por qué un territorio como el colombiano, atestado de riqueza, tiene tan altos niveles de desempleo, desatención en salud, inseguridad, pobreza y exclusión?  
La única respuesta es... porque los dirigentes –vulnerando derechos humanos, constitucionales o esenciales– así lo quieren a toda costa.

¡Pa' qué más...!

Una señora y su hijo de 9 años comen en un restaurante.
En un descuido el muchachito se mete una moneda a la boca y se atraganta.
La madre intenta hacerle escupir la moneda golpeándole la espalda, dándole fuertes palmadas en el cuello y sacudiéndolo... sin éxito.
El niño emienza a dar muestras de asfixia y la madre –desesperada– comienza a gritar pidiendo auxilio.
Un señor se levanta de una mesa cercana y –con pasmosa tranquilidad– sin mediar palabra alguna, le baja los pantalones a la criatura, toma sus pequeños testículos, los aprieta con fuerza, y tira violentamente hacia abajo. 
De inmediato el chico –ante el dolor irresistible– expulsa la moneda y el señor, con la misma pasmosa tranquilidad con la que se acercó, regresa a su mesa.
Al rato, la señora –ya tranquilizada– se acerca para agradecerle que haya salvado la vida a su hijo, y le pregunta:
—¿Es usted médico? 
—No, señora. Soy el ministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla; experto en apretar así a los contribuyentes colombianos..., ¡hasta sacarles la última moneda....!

Frecuentes confusiones

Inmune
1. Organismo que no puede contraer una determinada enfermedad o ser atacado por un agente infeccioso o tóxico.
"Las personas que toman ese fármaco diariamente son inmunes a dolencias como el catarro".
2. Persona que está libre de ciertos cargos, obligaciones, penas u oficios.
"Los políticos corruptos –que gozan de fuero parlamentario– son inmunes...: no pueden ser procesados, mientras no caigan en flagrancia". 
Impune
Que no tiene castigo.
"Los crímenes de Estado quedaron impunes".

martes, 13 de abril de 2021

Realizar, ¿o hacer?


El verbo ‘hacer’, otro que –como ‘poner’– terminará en el cesto de la basura. Abusando de su sinonimia, se le impuso a ‘realizar’ la responsabilidad lingüística de “hacer”:
“Debe realizar ejercicios”.
“Realice el cheque”.
“Se realizarán elecciones”.
“Voy a realizar una fiesta”.
En un centro comercial de Cali, el Tránsito Municipal tiene una dependencia; y –en la ventanilla para pagos de multas– se lee en una placa de acrílico: REALICE AQUÍ LA FILA.
Pronto veremos  por toda la ciudad, avisos que dirán:  SE REALIZAN LLAVES.
Realizar: Vender a menos precio: “Realización de mercancías”./ Convertir en realidad un proyecto, aspiración o deseo: “Realizó su sueño”./ Efectuar, ejecutar o llevar a cabo una acción: ”La construcción se realizó en tres años”.

Frecuentes confusiones

Acechar: Observar, espiar o vigilar cautelosamente. sin intención de hacer daño.
Asechar: Perseguir –mediane el uso de engaños o trampas– con el ánimo de hacer daño.
El amante acechaba al esposo de su querida; no fuera que el hombre lo estuviera... asechando, para vengarse.
Abrogar: Abolir o derogar (códigos, decretos o leyes).
Arrogar: Apropiarse o atribuirse algo, de manera arbitraria.
En el Congreso van a abrogarse las pensiones, dizque para que los ancianos no vayan... a arrogarse del erario nacional.

Onomástico, ¿o cumpleaños?

 


En SEMANA, edición n.º 1.942, el columnista Alfonso Cuéllar escribió: “El 20 de julio es una fecha memorable. Y no solo porque coincide con mi onomástico”.
En esta cita, lo correcto es: “… coincide con mi cumpleaños”.
Sucede que la las acepciones de onomástica son: Perteneciente o relativo a los nombres, y en especial a los nombres propios./ Ciencia que trata de la catalogación y estudio de los nombres propios./ Conjunto de nombres propios de un lugar o de un país. 
Se colige que onomástico no es lo mismo que cumpleaños, centenario o fundación; ya que ese término se refiere al día en que, según el santoral, una persona celebra la fiesta del santo que llevaba su nombre; no, la fecha de su nacimiento.
Para don Alfonso Cuéllar (y todos los Alfonsos) su onomástico se celebra el día de san Alfonso María de Ligorio, cuya conmemoración es el 1.º de agosto de cada año.
Prolifera en los medios el uso indiscriminado del término onomástico. Y dado que hasta ahora ese gazapo ha sido incorregible, bien podría ser incluido en el mosaico de problemas del curso de redacción que promociona la revista –en Bogotá– para los días 23, 24, 30 y 31 de agosto.