lunes, 25 de mayo de 2009

Un “viejologismo” que sigue muy campante

Gazapo del siglo XX
Compilación (Casuística)
Apreciado lector, ¿cuántas veces ha oído y visto estas frases?:
A nivel audiovisual.
A nivel bilateral.
A nivel casero.
A nivel cultural.
A nivel de ciencias económicas.
A nivel de cine y video.
A nivel de clubes.
A nivel de colegios.
A nivel de emisora.
A nivel de farándula.
A nivel de gabinete.
A nivel de instructores.
A nivel de la guerrilla.
A nivel de mercadeo de bienes y servicios.
A nivel de persona.
A nivel de promoción.
A nivel de reelección.
A nivel de televisión.
A nivel del acuerdo humanitario.
A nivel del país.
A nivel del paramilitarismo.
A nivel del periódico.
A nivel del SENA.
A nivel editorial.
A nivel emocional.
A nivel empresarial.
A nivel estructural.
A nivel gerencial.
A nivel gremial.
A nivel ministerial.
A nivel ocupacional.
A nivel personal.
A nivel político.
A nivel preventivo.
A nivel profesional.
A nivel socioeconómico.
A nivel telefónico.
A nivel territorial.
A nivel turístico.
A nivel virtual.
¿Y cuántas en el ámbito clerical y del derecho, éstas?:
A nivel afectivo.
A nivel constitucional.
A nivel de credos.
A nivel de Dios.
A nivel de familia.
A nivel de feligreses.
A nivel de hogar.
A nivel de la justicia.
A nivel de los hijos.
A nivel de padres.
A nivel de pareja.
A nivel del alma.
A nivel del pensamiento.
A nivel esotérico.
A nivel espiritual.
A nivel estatal.
A nivel judicial.
A nivel jurídico.
A nivel laboral.
A nivel legal.
A nivel oficial.
A nivel procesal.
A nivel sindical.
A nivel social.
¿Y cuántas, en el campo de la medicina, estas otras?:
A nivel alimenticio.
A nivel bucal.
A nivel cerebral.
A nivel curativo.
A nivel cutáneo.
A nivel de alergia.
A nivel de amígdalas.
A nivel de arteriosclerosis.
A nivel de artritis.
A nivel de asepsia.
A nivel de cartílago.
A nivel de cataratas.
A nivel de centro médico.
A nivel de columna.
A nivel de consultorio.
A nivel de Epoc.
A nivel de escápula.
A nivel de estreñimiento.
A nivel de fractura.
A nivel de gastritis.
A nivel de genitales.
A nivel de glándula pituitaria.
A nivel de higiene.
A nivel de hipófisis.
A nivel de hongos.
A nivel de la cadera.
A nivel de la cara.
A nivel de la E. P. S.
A nivel de la pelvis.
A nivel de la sangre.
A nivel de laringe.
A nivel de las venas.
A nivel de llaga.
A nivel de los glúteos.
A nivel de menstruación.
A nivel de migraña.
A nivel de oído.
A nivel de piel.
A nivel de quemadura
A nivel de sangre.
A nivel de tos.
A nivel de triglicéridos.
A nivel del azúcar.
A nivel del cerebro.
A nivel del corazón.
A nivel del hígado.
A nivel del olfato.
A nivel del sistema nervioso central.
A nivel del sistema respiratorio.
A nivel del tejido graso.
A nivel del tobillo.
A nivel dental.
A nivel domiciliario.
A nivel febril.
A nivel hepático.
A nivel hormonal.
A nivel intestinal.
A nivel menstrual.
A nivel mental.
A nivel mucoso.
A nivel orgánico.
A nivel psicológico y emocional.
A nivel renal.
A nivel renal.
A nivel respiratorio.
A nivel subcutáneo.
Y... ¡miles y miles más de "a niveles"!
Más apropiado:
Lo que recomiendo en estas citas, y para todas en las que aparezca el manido “a nivel”, es prescindir de esa muletilla o reemplazarla por la preposición ‘en’. Con estas variables, las frases quedan mejor construidas: pierden ese tono rimbombante y fastidioso, y adquieren una mayor pureza.
Comentario:
1. La Academia registra así el significado del a nivel de: “En un plano horizontal (a nivel del mar, a nivel del piso, a nivel del techo, y similares)”.
2. En definitiva, el a nivel de es incorrecto en en la mayoría de los casos. Lo invito, amigo lector (o internauta), a convertirse en un líder que propenda a erradicar ese manido vicio de nuestro lenguaje. Basta con señalarles a quienes incurra en él que al prescindir de esa locución o al reemplazarla por la preposición ‘en’, mejoran sustancialmente su léxico.
Comentarios generales:
a). La tan trillada muletilla se podría reemplazar –en muy pocas ocasiones– por los giros en el ámbito (en el ámbito gerencial), en el campo (en el campo de la medicina); en el orden (en el orden nacional); pero se corre el riesgo de que, a fuerza de usarlos, se conviertan en nuevos vicios de lenguaje.
b). Llama la atención el hecho de que en dónde es más recurrente el vicio del “Anivelismo” es en el campo de la medicina, en el que algunos facultativos diagnostican disfunciones acompañadas siempre del a nivel de, que se ve y se escucha en forma desmesurada, como se colige de la proliferación y diversidad de frases inconsistentes aquí agrupadas.
c). Este despiadado maltrato al lenguaje le resta credibilidad a quien así se expresa.
d). Para quienes argumentan que la costumbre es ley, pregunto: ¿por qué, entonces, la Real Academia Española aún no se ha pronunciado en favor de incorporar esa expresión al idioma? ¡Por algo será! Los vicios y los errores nunca se impondrán: “haiga”, “en base a”, “de acuerdo a”, “cien por ciento” o “las poetas” –así estemos muy acostumbrados a que nos golpeen el oído y nos moleste su reiterado uso– jamás obtendrán su carta de ciudadanía en el lenguaje.
e). Por considerarme, pues, un contumaz enemigo de la muletilla “a nivel de”, fastidioso vicio de rancia estirpe –muy arraigado en el lenguaje cotidiano y popular a causa de la complacencia y mal ejemplo de los medios de comunicación–, debo insistir en que el estribillo éste es el gazapo que hizo furor en el siglo XX; vicio que traspasó la barrera de este milenio y sigue, así de campante, en este nuevo siglo XXI, su insulsa e innecesaria existencia. Me atrevo a pensar que este criterio lo comparten muchos y reconocidos lingüistas y filólogos del país.

“A nivel" geográfico
Hay que traer a colación los desgastados a nivel veredal, a nivel comunal, a nivel barrial, a nivel local, a nivel rural, a nivel urbano, a nivel regional, a nivel municipal, a nivel departamental, a nivel nacional, a nivel latinoamericano, a nivel hispanoamericano, a nivel internacional, a nivel asiático, a nivel europeo y a nivel mundial; y –peor aún– el más salido de tono, el "¡a nivel orbital!", que pulula en los titulares y subtítulos de todos los diarios y revistas, casi siempre en las narraciones artísticas, deportivas y políticas.
El temor a caer en el "Anivelismo": “Evento ‘a nivel’ mundial”, usado a diestra y siniestra, no puede hacernos caer en afectados extremos como el de decir “Acontecimiento ‘a nivel’ global”; porque la referencia no es a algo en conjunto ni al planeta o globo terráqueo. Algunos, más osados, hablan del “Evento ‘a nivel’ orbital”; cuando orbital no significa mundial, ni es (como algunos, de manera equivocada, piensan) inherente al orbe, mundo; sólo quiere decir: “Perteneciente o relativo a la órbita; en física, distribución de la densidad de la carga de un electrón alrededor del núcleo de un átomo o de una molécula; y, en anatomía, cada uno de los huesos que forman la órbita del ojo”. Y otros, con el ánimo de zafarse de la muletilla, se han inventado otra: “en el ‘circuito’ mundial”; pero, ésta sigue siendo una expresión innecesaria y de postín.
Todo esto, sin referirme a los giros esnobistas "al interior de", vicio que he denominado La interioridad, “Se va a ordenar una investigación al interior de la universidad”; y “en el marco de”, que he denominado La marquetería, “Presentaciones en el marco de la Feria Equina”. Sendos vicios, éstos, que también se pueden reemplazar por la preposición ‘en’: “Se va a ordenar una investigación en la universidad”, “Presentaciones en la Feria Equina”.
La interioridad y La marquetería son, pues, primos hermanos entre sí del "Anivelismo".
“A nivel de” sustentación
Para quienes aún alegan que este fastidioso y arraigado vicio del “a nivel de” tiene menos de diez años, transcribo la siguiente información enviada, desde Washington, el 25 de febrero de 1975.
Cita matriz:
“Estados Unidos inició consultas con las cancillerías latinoamericanas a fin de aplazar la quinta asamblea interamericana para el próximo 8 de mayo. La asamblea está fijada para iniciar sus sesiones, a nivel de cancilleres, el 16 de abril...”. (El País, Hace 25 años, 25-II/2000, pág. C-5).
Más apropiado:
“Los Estados Unidos iniciaron consultas con las cancillerías latinoamericanas a fin de aplazar la quinta asamblea interamericana para el próximo 8 de mayo. La asamblea está fijada para iniciar sus sesiones el 16 de abril...”.
Comentarios:
a). ¡Sobraba el “a nivel de”! ¿O no...?
b). La antigüedad de la cita (¡más de 34 años!) y el continuo uso desmedido del "Anivelismo" me motivaron a clasificar y a proponer ese manido vicio como el Gazapo del siglo XX.
* * *
Publicar un comentario