sábado, 15 de agosto de 2009

Premio en Boston - Massachusetts

Un padre de familia envió a su hijo al banco, con el dinero exacto para que pagara las cuentas por los servicios de teléfono y de agua. Era el día límite de pago para evitar el corte de rigor, y también era el único dinero que tenía la familia para ese mes; pero… el pago era inaplazable. El muchacho iba por la calle, cuando de repente vio un letrero que decía: “¡Espectacular rifa! Compre su boleta y participe en el

sorteo de dos camionetas Pick-up, cero kilómetros”.
El chico pensó: “Yo me podría ganar esas dos camionetas, y saldríamos de problemas”.
Sin dudarlo más, utilizó el dinero de los recibos, y compró varias boletas. No dijo nada al llegar a casa, y se acostó a dormir.
Al día siguiente el papá se levantó preocupadísimo por las cuentas pendientes, y le preguntó al hijo si había pagado los servicios; para los que con mucho trabajo había logrado reunir el dinero.
El muchacho le confesó que utilizó el dinero para comprar boletas para una rifa; pero, le dijo que no se preocupara... que en dos días, seguro, serían los propietarios de dos camionetas nuevecitas.
El papá se convirtió en una fiera. Se puso como un loco: gritó, brincó, y se lamentó porque aquel dinero era prestado y lo único que le quedaba para pagar esos recibos. Optó por calmarse, y hasta abrigó la esperanza de ganarse las dos camionetas. La casa quedó en un triste silencio, y todos a la expectativa.
Pasaron los dos días, y el sorteo. Al despertarse la familia y salir a la calle, ¡oh…, tremenda sorpresa!: frente a su casa estaban estacionadas dos lujosas camionetas. Todos, incrédulos, quedaron atónitos ante la realidad, se abrazaron, y –no pudiendo aguantar más– rompieron en llanto.
Sí. ¡Ahí estaban estacionadas las dos camionetas!: una de la telefónica y otra del acueducto… ¡habían llegado a cortarles el teléfono y el agua!
*
Correspondencia
Del caricaturista Camilo Andrés Triana Cubillos, de Funza - Cundinamarca - Colombia.
“Felicitaciones por el premio en El bus. ¡Saludos desde Funza!”.
* * *
Publicar un comentario