domingo, 8 de agosto de 2010

Las diferencias de género

Un conferencista de lenguaje explicaba que los sustantivos tienen género masculino o femenino: el lápiz, masculino; y la pluma, femenino. Uno de los participantes preguntó: "Cómo se dice, entonces, ¿computador o computadora?".
Para dinamizar su presentación, el facilitador dividió la clase en dos grupos: por un lado, los varones; y por el otro, las damas. Les sugirió definir por sí mismos si ese sustantivo era masculino o femenino; pidiéndole a cada grupo que fundamentara su decisión en cuatro argumentos.
El grupo de los hombres decidió que es computadora, de género femenino, porque:
1.- Nadie entiende su lógica interna.
2.- El idioma en que se comunican entre sí es incomprensible para los demás.
3.- Sus errores los guardan en su memoria de largo plazo para su revisión mucho tiempo después.
4.- En cuanto usted tenga una, se encontrará gastando al menos la mitad de sus ingresos en accesorios para que medio funcione.
El grupo de las mujeres concluyó que es computador, de género masculino, porque:
1.- Nadie entiende su lógica interna.
2.- Almacenan muchos datos, pero no piensan por sí mismos.
3.- Se supone que ayudan a resolver problemas; pero –la mayor parte del tiempo– ellos son el problema.
4.- Cuando usted tenga uno, comprenderá que si hubiera esperado un poco más podría haber adquirido otro mejor.
Y agregaron un quinto argumento: con mucha frecuencia se les cae el sistema operativo.
* * *
Publicar un comentario