jueves, 17 de febrero de 2011

Qué ¿o de qué?

El dequeísmo
Empleo indebido del ‘de que’, cuando el régimen verbal no lo admite; p. ej.: “Le dije de que viniera”.
Se trata de una incorrección originada (o de mayor uso) en Argentina: “Creo de que somos el mejor equipo” - “Opino de que vamos a ganar el partido” - “Pienso de que somos los más grandes futbolistas”, en lugar de las formas correctas: “Creo que somos el mejor equipo” - “Opino que vamos a ganar el partido” - “Pienso que somos los más grandes futbolistas”.
Mnemotecnia
Existe una fórmula simple para averiguar si se incurre en dequeísmo:
* Volver pregunta la frase afirmativa. Cuando en la pregunta no cabe la preposición ‘de’, en la frase original tampoco puede ir.
Veamos: “Me dijo que vendría”. ¿Qué te dijo? –y no, ¿de qué te dijo?–; “Me contestó que sí lo necesitaba”. ¿Qué te contestó? –y no, ¿de qué te contestó?–.
Observe que la pregunta –bien formulada– no puede llevar la preposición ‘de’, luego la frase tampoco la admite.
“Antidequeísmo” o “dequefobia”
Temor infundado a caer en el dequeísmo, lo que incita a eliminar la preposición ‘de’ en frases que sí la tienen que llevar: “Estoy convencido que…” - “Estoy harto que…” - “Estoy seguro que…”, cuando las formas correctas son: “Estoy convencido de que…” - “Estoy harto de que…” - “Estoy seguro de que…”.
* Luego –aplicando la fórmula mnemotécnica, y contrario al dequeísmo– cuando usted puede preguntar ‘¿de qué?’, la respuesta tiene que llevar la preposición ‘de’ (¿De qué estás convencido? - ¿De qué estás harto? - ¿De qué estás seguro? Si no les pone ‘de’ incurre en lo que yo he llamado "antidequeísmo" o “dequefobia”.
Otro procedimiento consiste en reemplazar, en la frase afirmativa, la conjunción completiva ‘que’ por el pronombre neutro ‘eso’. Y si la oración, así formada, rechaza o exige la preposición, es porque en la frase que se examina también debe ser rechazada o exigida:
* Pienso que voy a ganar: pienso eso; no se dice pienso de eso.
* Estoy seguro de que voy a triunfar: estoy seguro de eso; no se dice estoy seguro eso.
Práctica indebida
Muchos periódicos y escritores han eliminado el uso del ‘de que‘, convencidos de que ya no existe, y sobre esto opino que no es cierto. Lo que sucede es –ni más ni menos– que se debe saber con precisión cuándo es obligatorio su empleo y cuándo no.
Frases con dequeísmo
* Yo investigué de que se trataba de un fraude.
* Yo averigüé de que estaban robando.
* Supe de que iban ir.
Les sobra la preposición ‘de’.
Frases con “antidequeísmo” o “dequefobia”
* Estoy mamado que me busquen.
* Estoy cansado que me critiquen.
* Me acordé que Gloria va a llamar.
Les falta la preposición ‘de
En frases que contengan los adverbios de tiempo ‘antes’ o ‘después’ (para los que funcionan las fórmulas mnemotécnicas de interrogación: ¿antes de qué?, ¿antes que qué?; ¿después de qué?, ¿después que qué?) se debe preferir la forma ‘de que’: “Me voy antes de que llegue el jefe” - “Vine después de que habían cerrado”.
* * *
Publicar un comentario