domingo, 24 de julio de 2011

¡Yo te "aperturo", tú me "aperturas", él nos "apertura"!...
El sector financiero ahora “banquea” el lenguaje
Cita: “Diligencie este documento para aperturarle la cuenta…”. (Frase escuchada –día a día, minuto a minuto– a los asesores de piso de las entidades bancarias).
Corrección: “Diligencie este documento para abrirle la cuenta…”.
Comentarios:
a). El diccionario de la Real Academia Española no registra ese término. Es un vocablo inventado en el sector bancario para adornar, innecesariamente, su jerga particular.
b). El error se origina, y se ha arraigado, en la manía de inventar, o mejor, rebuscar verbos tomados de sustantivos. Unos pocos ejemplos: de chatarra, "chatarrizar"; de dirección, “direccionar”; de escopolamina, “escopolaminar"; de recepción, “recepcionar"; de tugurio, “tugurizar”; etc., etc., etc. Un prestigioso y reconocido oftalmólogo de Cali –para atacar una uveitis– recomendó: “Lo mejor es ‘isoptoatropinar’ ese ojo”, por: “Lo mejor es aplicarle Isopto atropina…”.
c). Como el mal ejemplo cunde, ya los clientes no se acercan a los bancos para que les abran cuentas, sino… ¡para que se las “aperturen”!
d). Y una alianza de varios bancos acaba de inventar, y de poner en circulación desde el pasado 27 de junio, el término “banquear”, como una estrategia para atrapar más clientes; cuando banquear –en gracia de discusión, porque tampoco existe– solo sería el desmonte de un terreno en planos escalonados.
e). Por poco no promocionan el de ‘blanquear’, para los recaudos de… ¡dinero sucio y mal habido!
* * *
Publicar un comentario