lunes, 1 de julio de 2013

El "antidequeísmo"


La "dequefobia” 
Citas:
1. "De lo que sí estamos seguros es que cuando crees...". (Banoccidente  y Superintendencia Financiera de Colombia, difusión permanente, aviso robapágina diferentes medios periodísticos; y "jingle" para radio y televisión:


2. “La madre de Jhon Édwar Jaramillo está segura que una de las víctimas es su hijo” (…) “El padre de Jesús David Ayala está seguro que los otros restos son los de su hijo”. (Orden, Valle, Buenaventura, 19-VI/13, pág. A8).
3. “Estoy convencido que un pensamiento sutil hace más por la existencia que una pedrada en el ojo…”. (Ó, Castillo de proa, Medardo Arias Satizábal, 20-VI/13, pág. A8).
4. “El exalcalde de Cali, John Maro Rodríguez, está convencido que se ciñó a la ley…”. (23-VI/13, 1.ª pág.).
5. “… entre los progresistas hubo fiesta cuando se enteraron que la Corte Constitucional…”. (Ó, Registro, Rafael Nieto Loaiza, 30-VI/13, pág. B12).
Correcciones:
1. ... estamos seguros es de que...”.
2. “… está segura de que…” (…) “… está seguro de que…”.
3. “Estoy convencido de que un pensamiento sutil...”.
4. “… está convencido de que se ciñó a la ley…”.
5. “… se enteraron de que la Corte…”.
Comentarios:
a). ‘Dequeísmo’ es el uso indebido de la preposición ‘de’ antes del pronombre relativo ‘que’ (de que) cuando el régimen verbal no lo admite. Se trata de una incorrección originada (o de mayor uso) en Argentina: “Creo de que somos el mejor equipo”.
b). “Antidequeísmo” o “dequefobia” –presente en las citas– sería, entonces, el temor infundado a caer en el dequeísmo, lo que incita a eliminar la preposición ‘de’ en frases que sí la tienen que llevar: “Estoy harto que…”, cuando la forma correcta es: “Estoy harto de que…”.
Mnemotecnia:
Existe una fórmula simple para averiguar si se incurre en dequeísmo:
Volver pregunta la frase afirmativa: cuando en la pregunta no cabe la preposición ‘de’, en la frase original tampoco puede ir. Veamos: “Me dijo que vendría”. ¿Qué te dijo? –y no, ¿de qué te dijo?–. Si se le pone ‘de’ se incurre en el llamado dequeísmo: “Me dijo de que vendría”.
Luego –aplicando la fórmula mnemotécnica– cuando se puede preguntar ‘¿de qué?’, la respuesta tiene que llevar la preposición ‘de’ ¿De qué están seguros los padres de familia?, ¿De que está convencido el periodista Medardo Arias?, ¿De qué está convencido el exalcalde?, ¿De qué se enteraron los progresistas? Si no se les pone ‘de’ a estos interrogantes, se incurre en lo que he llamado “antidequeísmo” o “dequefobia”.
Práctica indebida:
Muchos periódicos y escritores han eliminado el uso del ‘de que‘, convencidos de que ya no existe, y sobre esto opino que no es cierto. Lo que sucede es –ni más ni menos– que se debe saber con precisión cuándo es obligatorio su empleo y cuándo no.
Frases con dequeísmo:
Investigué de que se trataba de un fraude.
Supe de que estaban robando.
Pensé de que iban a encarcelarlos.
        Les sobra la preposición “de”.
Frases con “antidequeísmo” o “dequefobia”:
Estoy mamado que me busquen.
Estoy cansado que me critiquen.
Estoy harto que no me crean.
        Les falta la preposición ‘de’.
En frases que contengan los adverbios ‘antes’ o ‘después’ (para las que funciona, doblemente, la fórmula mnemotécnica de interrogación: ¿antes de qué? o ¿antes que qué?; ¿después de qué? o ¿después que qué?) se debe preferir la forma ‘de que’: “Me voy antes de que llegue el jefe” - “Vine después de que habían cerrado”.
Es conveniente que los medios masivos de comunicación asuman la defensa del idioma, evitando esta clase de errores.
* * *
Publicar un comentario