Mostrando entradas con la etiqueta * El humor de "Ogil". Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta * El humor de "Ogil". Mostrar todas las entradas

miércoles, 14 de abril de 2021

¡Pa' qué más...!

Una señora y su hijo de 9 años comen en un restaurante.
En un descuido el muchachito se mete una moneda a la boca y se atraganta.
La madre intenta hacerle escupir la moneda golpeándole la espalda, dándole fuertes palmadas en el cuello y sacudiéndolo... sin éxito.
El niño emienza a dar muestras de asfixia y la madre –desesperada– comienza a gritar pidiendo auxilio.
Un señor se levanta de una mesa cercana y –con pasmosa tranquilidad– sin mediar palabra alguna, le baja los pantalones a la criatura, toma sus pequeños testículos, los aprieta con fuerza, y tira violentamente hacia abajo. 
De inmediato el chico –ante el dolor irresistible– expulsa la moneda y el señor, con la misma pasmosa tranquilidad con la que se acercó, regresa a su mesa.
Al rato, la señora –ya tranquilizada– se acerca para agradecerle que haya salvado la vida a su hijo, y le pregunta:
—¿Es usted médico? 
—No, señora. Soy el ministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla; experto en apretar así a los contribuyentes colombianos..., ¡hasta sacarles la última moneda....!

viernes, 6 de diciembre de 2013

Cualquier parecido...

¡La mordida!...
La madre de dos chicos, al regresar de la reunión de padres de familia donde estos estudian, le entrega las calificaciones a su esposo. Este toma las del menor de siete años, y furibundo grita: "¿Qué es esto?: ¡uno en aritmética, dos en geografía, uno en historia, dos en lenguaje...!". Se para, se suelta el cinturón y enciende al chico a correazos; si la mamá no se lo quita... hasta lo mata. Luego coge las del mayorcito de 15 años, las abre delante de él, y le sermonea: "¿Qué es esto, joven?: ¡uno en matemáticas, uno en geografía, uno en historia, uno en lenguaje, uno en ciencias, uno en ética y cero en disciplina…! ¿Qué es lo que piensa usted de la vida, jovencito? ¿Qué va a ser de su futuro, ah...? ¡Póngale cuidado al estudio para que sea un hombre de bien!". Cierra las calificaciones, y sale. El pequeño –en un rincón– sigue llorando, y le reclama al hermano:
—¿Y usté que peldió más matelias, mumumummm, polque no le pegalon, y a mí casi me matan, mumumummmmm?
Y el grande le responde:
—Es que usted no solo es mal estudiante, sino que es un tonto: ¿usted no sabe, hermanito, que mi papá es agente de tránsito? ¡Yo no fui bobo!: yo, en las calificaciones… ¡le metí un billete de cincuenta!
* * *

domingo, 8 de agosto de 2010

Las diferencias de género

Un conferencista de lenguaje explicaba que los sustantivos tienen género masculino o femenino: el lápiz, masculino; y la pluma, femenino. Uno de los participantes preguntó: "Cómo se dice, entonces, ¿computador o computadora?".
Para dinamizar su presentación, el facilitador dividió la clase en dos grupos: por un lado, los varones; y por el otro, las damas. Les sugirió definir por sí mismos si ese sustantivo era masculino o femenino; pidiéndole a cada grupo que fundamentara su decisión en cuatro argumentos.
El grupo de los hombres decidió que es computadora, de género femenino, porque:
1.- Nadie entiende su lógica interna.
2.- El idioma en que se comunican entre sí es incomprensible para los demás.
3.- Sus errores los guardan en su memoria de largo plazo para su revisión mucho tiempo después.
4.- En cuanto usted tenga una, se encontrará gastando al menos la mitad de sus ingresos en accesorios para que medio funcione.
El grupo de las mujeres concluyó que es computador, de género masculino, porque:
1.- Nadie entiende su lógica interna.
2.- Almacenan muchos datos, pero no piensan por sí mismos.
3.- Se supone que ayudan a resolver problemas; pero –la mayor parte del tiempo– ellos son el problema.
4.- Cuando usted tenga uno, comprenderá que si hubiera esperado un poco más podría haber adquirido otro mejor.
Y agregaron un quinto argumento: con mucha frecuencia se les cae el sistema operativo.
* * *

martes, 13 de julio de 2010

El orgullo paterno

Cuatro amigos, después de 30 años sin verse, se encuentran en una fiesta. Luego de tomarse algunas copas, uno de ellos va al baño. Los que se quedaron empiezan a hablar de sus hijos.
El primero dice:
—Mi hijo es el orgullo de la familia. Comenzó a trabajar como ayudante en una multinacional. Estudió, se licenció en Administración de Empresas, fue promovido a gerente y hoy es el presidente. Se hizo tan rico que para el cumpleaños de su mejor amigo le regaló un automóvil último modelo.
El segundo comenta:
—¡Qué bárbaro! Mi hijo también es mi gran orgullo. Comenzó trabajando como vendedor de pasajes aéreos. Estudió para piloto comercial. Fue a trabajar a una empresa de turismo. Entró de socio y hoy es el mayor accionista. Se hizo tan rico que para el cumpleaños de su mejor amigo le regaló un avión Boeing.
El tercero agrega:
—¡Felicitaciones! Mi hijo también es muy rico. Estudió Ingeniería. Abrió una constructora y le fue tan bien que se hizo multimillonario; tanto que para el cumpleaños de su mejor amigo le regaló una mansión en Europa.
Los tres se felicitaban mutuamente cuando el amigo que había ido al baño llegó y preguntó:
—¿Qué pasa que los veo tan felices?
—Hablábamos del orgullo que sentimos por nuestros hijos. Y… el tuyo ¿qué hace?
—Mi hijo es gay y se gana la vida bailando como estripticero en una discoteca de ambiente.
Los amigos dijeron:
—¡Qué embarrada!, ¡debes sentirte decepcionado, hermano!
—No. Él es mi hijo, y lo quiero tal cual. Me llena de orgullo, y ¡tiene una suerte enorme: para su cumpleaños recibió de sus tres novios... un automóvil, un avión Boeing y una mansión en Europa!
* * *

lunes, 15 de febrero de 2010

El transporte masivo

El bus va llenísimo, ¡repleto!, con personas de pie, todas muy apretujadas e incómodas. Un pasajero grita:
—¡Pare, pare, me bajo! ¡Vamos como unas obleas...!
Y el chofer le dice:
—Entonces, ¡bájese, antes que se le salga... el arequipe!
* * *

sábado, 9 de enero de 2010

Los adelantos científicos en Venezuela

En un congreso internacional de medicina conversan tres médicos. El cirujano alemán comenta: “La medicina en Alemania está tan avanzada que nosotros le sacamos parte del cerebro a una persona, se lo pusimos a otra y en cuatro semanas ya estaba buscando trabajo”. El ruso dice: “Eso no es nada. En Rusia la medicina está tan avanzada que le sacamos la mitad del corazón a una persona, se la pusimos a otra y en dos semanas, ambas estaban buscando trabajo”. Y el venezolano les refuta: “¡Nada qué ver, sus países están muy atrasados. Fíjense que en Venezuela agarramos a un sujeto sin cerebro y sin corazón, lo pusimos de presidente y ahora… ¡15 millones de venezolanos andan buscando trabajo!”.
* * *

sábado, 28 de marzo de 2009

El humor de "Ogil"




Chistes, retruécanos, calambures y humor en general.


Por "Ogil",
el del humor ágil.

¡Pa qué más...!


Un príncipe azul le preguntó a una princesa:
—¿Te quieres casar conmigo?
Y ella respondió:
—¡No...!
Y el príncipe... vivió feliz toda su vida.
* * *

Óscar Gil "Ogil"

Su vida y su obra:
* Maniático humorista, nacido en Pensilvania (Caldas), en la clínica de Los Milagros, o sea... ¡un milagro de Dios sobre el planeta Tierra! Este acontecimiento partió la historia de la humanidad hace 69 años; como quien dice: el hombrecito es modelo 41. Si bien es cierto que ya llegó a los 69, ¡no revela sino 68... y medio!
* Su musa del humor, (¡no la moza!), es la... humor-ada.
* Aparte de llamarlo por “Ogil”, lo llaman... por bíper, por celular y, a gritos. Aunque sostiene que el celular no le llama la atención; porque... ¡con la celulitis de su mujer tiene!
* Profesiones: contador..., contador de chistes; y senador, pues en el SENA ha pasado, como docente y directivo, más de la mitad de su vida. (Servicio Nacional de Aprendizaje SENA).
* Personas a cargo: tres, pero... ¡en legítima defensa!
* Sexo, casi todos los días: ¡casi el lunes, casi el martes, casi el miércoles...!
* Todos los días se levanta a las tres..., dice: ¡a la una, a las dos y a las tres, y... ahí mismo se levanta!
* Conserva la línea... delgada, (¡ahí lo pueden ver!), pues juega parqués por la internet y estudia natación a distancia; prácticas que le dan el perfil de un Sinatra... “sin atra-c-tivo” alguno.
* Siempre estuvo en la lucha, ahora se cambió al boxeo. Le gana al campeón mundial de boxeo, pero... ¡jugando ajedrez!
* Sufre de la columna, porque la tiene que escribir y enviar a varios medios de comunicación todos los días.
* Incursionó en el híbrido del “periodismo humorístico”; porque, desde chico... vendía periódicos y vivía seco de la risa.
* Ha sido (no ácido) candidato a la Alcaldía de la ciudad... ¡de la ciudad de hierro!
* Y la que le hizo “rico” fue su señora. ¡De verdad!, ella le hizo millonario; porque ¡antes era... archimillonario!
“Ogil” es de los que piensan que el humor puede erradicar o, al menos, atenuar la violencia. Él asegura: “Cuando los violentos se dediquen al mamagallismo, se acabará el tas - tas, y... ¡viviremos en paz!”.

Experiencia profesional:
* Periodista independiente, en Cali (Colombia), para medios masivos de comunicación virtuales e impresos.
* Un cuarto de siglo libretista en programas de humor para radio y televisión.
* Publica, desde el siglo pasado, hace más de 15 años –semana a semana– este espacio de humor; y, más de doce, una columna semanal de lenguaje: Buena letra.
* Escribe en varios periódicos para las colonias colombianas en los Estados Unidos: The Colombian Times, The Paisa Times, The Pastusian Times y Diario Los Andes.
* Autor y director de la revista Pa qué más..., dirigida al cuerpo médico de Colombia y del exterior.
* Autor del Minilibro de oro del humor.
* * *